viernes, 31 de diciembre de 2010

POR QUÉ TOMAMOS LAS UVAS


(Muy Interesante)
Las doce uvas “de la suerte” comenzaron a tomarse de manera masiva en España en la Nochevieja de 1909, debido a un excedente de la cosecha en Alicante. Sin embargo ya en el siglo XIX existía la costumbre entre los burgueses españoles de comer uvas y brindar con champán para despedir el año.

Según la tradición, en la mesa se colocan 12 uvas delante de cada comensal que simbolizan los 12 meses del año y que deben comerse con cada una de las campanadas del reloj.

En otros países también existen alimentos típicos para dar la bienvenida al nuevo año. En Grecia suelen cocinar un pastel llamado Vassilopitta en cuyo interior se coloca una moneda de oro o de plata. El que encuentre la moneda en su plato será la persona con más buena suerte en el año que se avecina. Y en Italia y algunos países sudamericanos es tradición comer un plato de lentejas estofadas tras las campanadas de media noche para atraer la prosperidad y la fortuna en el año entrante.

martes, 28 de diciembre de 2010

EL ESTADO QUE NUNCA EXISTIÓ



LOS NAZIONALISTAS CATALANES HAN INVENTADO UNA HISTORIA DE CUENTO DE HADAS CON LA QUE DESCULTURIZAN A LOS NIÑOS EN LAS ESCUELAS. Nunca ha habido un estado llamado Cataluña. Los traductores de las sospechosas editoriales catalanas traducen "Reino de Aragón" por "Cataluña", lo que supone ofensas intolerables a los originales. ¿Dónde pone Mas a Tarraco, capital de España citerior hace dos mil años?

lunes, 27 de diciembre de 2010

¿DÓNDE SITÚAN LOS NAZIONALISTAS LA ESPAÑA CITERIOR?


El falseamiento de la historia de los nazionalistas catalanes,llega al ridículo de que, actualmente, los traductores de las editoriales catalanas, cuando se encuentran en un texto medieval "Reino de Aragon", agreden e irrespetan al autor original sustituyéndolo por "Cataluña", que es un estado que nunca existió

domingo, 26 de diciembre de 2010

OBRA IMPULSADA POR LA OBRA




¿El Opus Dei decidió convertir a Dan Brown en millonario?

¿Trabajan a destajo los sesudos (y maquiavélicos, según sus detractores) dirigentes de la Obra para que este aspirante a escritor mediocre compita en fortuna con Bill Gates? Lo hicieron con la novela. Se lanzaron ferozmente contra ella y el resultado fue que alguien destinado a penar en las cloacas editoriales se convirtiera en el máximo vendedor de libros del siglo. Ahora, hacen lo mismo con la película, a pesar del inteligente consejo de Tom Hanks de no tomársela en serio. Y los responsables de marketing de Columbia Tri-Star frotándose las manos, por los millones de euros que les ahorran en anuncios los sesudos (y supuestamente maquiavélicos) dirigentes del Opus. Pero ¿merece tanto Dan Brown? ¿No deberíamos mirar su creación con desdén militante?

Es un libro solemnemente malo. No cumple reglas esenciales de la ficción literaria, porque no hay verdadero desenlace, como si fuera insuperable la indolencia que Brown muestra en sus manidísimas claves. Lo de los Merovingios no lo ha inventado él; es uno de los desvaríos del chauvinismo francés. Lo del Jesucristo casado y muerto de viejo, lo cuentan de siempre en India y, al menos, en Provenza y Languedoc.

Brown comete apáticamente errores con meridianos y arquitecturas, con escenarios y “tempos”. Cansado de escribir 105 veces el mismo capítulo, no le quedaron fuerzas para imaginar un final resolutivo. Si en todas sus páginas planea una exasperante inverosimilitud, culmina con la “sorpresa” más previsible y traída por los pelos que he leído jamás. Tenía que ser igual de torpe al retratar al Opus. Que invente monjes donde no los hay es lo de menos. Podía retratar la umbrosa médula del franquismo, pero no le apeteció informarse. Podía describir a quienes se vengan con impiedad del numerario que hace treinta sin hacer la treinta y una. Podía delatar el corporativismo que, para ayudar al correligionario, se convierte en vileza contra quienes no comparten lealtad. Podía parodiar la velocidad de un camino que conduce al cinismo. Podía condenar la ingratitud contra Fisac, salvador de su líder. Podía ironizar sobre Morris West, revolviéndose en su tumba ante el escamoteo de un verdadero abogado del diablo en un proceso de beatificación vertiginoso.

Nada de eso hizo Brown, porque al pobre no le dan para más las meninges.

“El código da Vinci” no es blasfemo, como no lo era “Los versos satánicos”, porque es ficción, no texto doctrinal/divulgativo. Sólo es reprobable por chapucero y por el daño irreparable que hace a la literatura contemporánea. No sólo multiplica los lectores con electroencefalograma plano, sino también los editores con igual planicie que desprecian la originalidad. Si de algo debiéramos acusar a Dan Brown es de que haya legiones de editores ansiando emular su éxito, cuya vía más eficaz parece la de encorajinar al Opus para obtener propaganda gratuita.

Con esa manía del Opus de creer que lo que va contra ellos va contra la Iglesia, que presumiblemente somos todos los bautizados, acusan al seudo escritor de ser parte de una conspiración. Pero tras una ojeada a la obra, la única conspiración imaginable es la que el Opus ha orquestado para enriquecerle.

viernes, 24 de diciembre de 2010

QUE NO LE SAQUEN LOS TRAPOS SUCIOS

Rubalcaba asegura hoy en la prensa que "jamás me he planteado ser presidente".
FÍJENSE EN EL SUBTERFUGIO ENGAÑADOR QUE CONTIENE LA FRASE.



PERO...
QUE NO LE SAQUEN LOS TRAPOS SUCIOS
Los conductistas estadounidenses suelen aconsajar "tener cuidado con lo que hacemos, porque el futuro puede hacérnoslo caer sobre la cabeza como piedras".

Todos sabemos que Rubalcaba ejerce de presidente in péctore
pero ahora dice esta improbabilidad. Habiendo cal, trilita o alcantarillas en mi pasado, yo no querría dar ocasión de que me lo echen en cara.

jueves, 23 de diciembre de 2010

DESEMBARCO FENICIO EN LAS PLAYAS DE MÁLAGA



Desde que que me vine a residir en Málaga hace dos meses, trato de convencer a colectivos y autoridades para crear una fiesta multitudinaria con el
DESEMBARCO DE LOS FENICIOS EN MÁLAGA.

TENGO CASI REDACTADO EL PROYECTO PARA TRATAR DE QUE PRESENTÁRSELO AL ALCALDE DE MÁLAGA O A ALGUIEN DE CULTURA.

Por lo pronto, estoy seguro de que sería una fiesta multitudinario que atraería mucho turísmo y acapararía la atención de medios nacionales e internacionales durante 3 días.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

martes, 21 de diciembre de 2010

LOS CATALANES SON MUY CUCOS

En muchos supermercados (sobre todo el LIDL) venden un aceite envasado en
Cataluña al que llaman OIL en la etiqueta. Me dicen que lo compran en Aragón u otros sitios. Pero para no usar la legendaria palabra española, lo llaman OIL (anagrama de oli)y nos insultan colocándolo desafiantemente en nuestas estanterías.

En Montcada (Barcelona) fabrican mantecados bajo la marca "Aromas de Estepa". Ponen en el envase muy grande el nombre de ESTEPA, con lo que engañan al personal, que compra sin darse cuenta del plagio, como el plagio del champán.

Desde el siglo XIX, Málaga tiene gran tradición textil, con unas holandas magníficas que se exportaban a todo el mundo. Habiendo desaparecido la industria LARIOS, en los cincuenta se creó INTELHORCE, una gigantesca fábrica de algodón en la que trabajaban 11.000 obreros. De inmediato, Cataluña se alzó contra Intelhorce, primero tratando de influir en Franco para que la cerrara (con el falso e indocumentado argumento de que "Málaga no tiene tradición textil") y luego, le hicieron un boicot comercial tan intenso y constante, que Intelhorce desapareció.

LOS QUE HEMOS SIDO CONVERTIDOS PÒR EL ESTATUT EN EXPLOTACIONES COLONIALES CATALANAS, no tenemos más salida que hacer el boicot a sus productos. Ni cava, ni seat, ni Tarradellas, ni Borges ni... por nuestro porvenir, NECESITAMOS NO COMPRAR NADA QUE SE FABRIQUE EN CATALUÑA

domingo, 19 de diciembre de 2010

Rubalcaba explica el atentado en Afganistán

NOS HAN COLADO UNA BICEFALIA EN UN GOBIERNO QUE NO SABE GOBERNAR.
Nunca tantos idearon tan poco.
Primero, uno que no sabía nmada de nada. DESPUÉS, UNO QUE LO SABE TODO SOBRE EL gal

sábado, 18 de diciembre de 2010

El problema son los maestros, LAS LEYES Y NORMAS.



Se habla mucho estos días sobre los informes internacionales que colocan a España a la cola del mundo en cuanto al aprovechamiento estudiantil.

DOS CUESTIONES:

HACE DOS O TRES AÑOS, UN NIÑO DE 12 AÑOS ME DIJO QUE SU MAESTRO LE EXIGÍA HABLARLE DE TÚ. ¿Qué entendimiento de la docencia puede tener ese maestro?

LOS PERIODISTAS DE TELEVISIÓN SON INSUFRIBLES por su erróneo uso del Español. ¿Qué clase de enseñanza reciben, para maltratar la lengua de esa manera? ¿Por qué esa proliferación de preposiciones? ¿Por qué la pésima elección de preposiciones? ¿POR QUÉ LA IGNORANCIA QUE EXHIBEN DE SINTAXIS?

La respuesta debe de ser que laa LEYES Y NORMAS ESTÁN EQUIVOCADAS. No preparan adecuadamente a los maestros y no les exigen su constante puesta al día. Entre los profesores enchufados por el PSOE y la demencia de los nazionalistas,la enseñanza española es un desbarajuste profundamente ineficaz.

DE NO ARREGLAR PRONTO ESTE PROBLEMA, ESPAÑA NO TIENE FUTURO COMO NACIÓN.


viernes, 17 de diciembre de 2010

¿NOS ARRUINAN LOS CHINOS?


Cada vez cierran más comercios pequeños, desapareciendo empleos sin parar. Pero cada día abren nuevas tiendas de "chinos", ya incluso con dimensión de "grandes almacenes".

En estas tiendas venden artículos baratísimos: paraguas de un solo uso, auriculares que se averían a los dos días, relojes que resultan ser de juguete...
Pero afectados como estamos todos por esta infame crisis, compramos estos artículos autoconvenciéndonos de que compramos gangas que no podemos adquirir en negocios españoles.

Entre tanto, las tiendas tradicionales cierran y cierran.

China es populacionalmente la quinta parte del mundo.
ADEMÁS DE INVADIRNOS SILENCIOSAMENTE...¿NOS ESTÁN ARRUINANDO DELIBERADAMENTE?

ENTRE LA IGNORANCIA Y EL GAL

Por la vía de los hechos consumados subrepticiamente, el PSOE ha sustuido al que votaron como jefe del gobierno por un viejo conocido.

SEGÚN CREEN LA MAYORÍA DE LOS ANALISTAS POLÍTICOS, RUBALCABA SERÁ EL CANDIDATO SOCIALISTA EN 2012.

De este modo sustituirán a uno que no sabe nada de nada, por otro que LO SABE TODO SOBRE EL GAL.

jueves, 16 de diciembre de 2010

domingo, 12 de diciembre de 2010

jueves, 9 de diciembre de 2010

¿EL MINISTERIO DE INDUSTRIA AMPARA A LAS EDITORIALES CATALANAS DEFRAUDADORAS?

Dice el refrán que “quien no llora, no mama”.
Es un refrán que la mayoría de editoriales catalanas se saben muy bien, a pesar de la prohibición de hablar español.
Siempre se están lamentando.
Dificultades sin cuento, “tengo que plantearme cerrar la editorial”, etc. Etc., Lamentos con el que engañan al lucero del alba, mientras algunas editoras que yo conozco se dan la vida padre en los paisajes más exóticos del mundo, acompañadas por séquitos un tanto llamativos. Pero tan bien engañan al Ministerio de Industria, que el año pasado recibieron un regalo de 12 millones de euros. Lo malo, es que mirando sus liquidaciones superficialmente, engañan también a abogados y hasta a algunos jueces, a los que mi editora, casada con una especie de Ciudadano Kane de mala muerte, dice tener cogidos en un puño.
Pero esas editoras quejicas y defraudadoras, se jactan de contribuir al PIB español con 1,2%., Con los que no contribuyen es con nosotros, los autores, pues se quedan con nuestro dinero mediante el truco más chapucero que he visto en mi vida. He publicado 16 ediciones de libros en los últimos cuatro años, y estoy viviendo de préstamos y la caridad.
¿La edición española es fuerte o es fuerte la estafa?
LA VERDAD ES QUE LAS EDITORIALES CATALANAS IMPIDEN QUE LA LITERATURA ESPAÑOLA CONTEMPORÁNEA SE DIFUNDA EN EL MUNDO

martes, 7 de diciembre de 2010

POR LAS CALLES DEL ROMANCE Y LAS COPLAS


(artículo publicado hace años en la revista Paisajes desde el Tren)

¡Madrid, Madrid; qué bien tu nombre suena,
rompeolas de todas las Españas!
Antonio Machado ideó la figura que más genialmente define a Madrid. ¿Qué alias le cuadraría mejor a este rebalaje donde espuman, rumorean y se agitan tantas voces y acentos, tantos colores, tantas devociones y pasiones? El Madrid castizo y postinero, abierto, transigente, hospitalario y campechano que ha visto recorrer el mismo itinerario a Lope y a Ortega, a Calderón y a Benavente, a Quevedo y a Goya, va a ser admirado en televisión por la mitad del planeta el próximo 22 de mayo, durante la retransmisión de la boda de quien está destinado a ser Felipe VI. El Madrid de los Austrias que los Borbones remozaron y Sabatini embelleció es un ámbito primoroso ajustado a la medida del hombre, barroco, neoclásico, herreriano y renacentista pero abarcable, que ha tenido siempre vocación de escenario alentador de amores, reproches, reconciliaciones y romances. Como el flechazo del maharajá de Kapurtala por la bailarina malagueña Anita Delgado durante el cortejo nupcial de Alfonso XIII y Victoria Eugenia en la Carrera de San Jerónimo; venus griega según Valle-Inclán, Anita llegó a ser coronada maharaní, gracias al empeño de la madre de la artista, guardiana tenaz e incorruptible de la virtud de su hija frente a los requerimientos galantes y los diamantes del riquísimo hindú.

Dicen algunos que Madrid carece de personalidad, que no tiene historia ni conciencia del propio ser y que hasta hace un cuarto de hora ni siquiera tenía catedral. Y sin embargo, es inconfundible puesto que no se parece a ninguna otra, fue marco de episodios trascendentales de la historia del mundo, tiene conciencia de ser esponja para asimilar gustos de modo que nadie ni nada parezca foráneo y el final del segundo milenio le trajo la Almudena, una catedral presurosa, leve y azul en la lejanía como una calesa cascabelera por la ribera del Manzanares. Madrid no es arrogante ni desdeñosa, ni se jacta de nada. Es todo de tanto no ser. Afirma mi amigo Kepa, el donostiarra, que la mejor cocina vasca se disfruta en Madrid y Justo, el de Sanxenxo, que la lonja mejor surtida de marisco gallego está en el "puerto" de Mercamadrid. Jordi, el camarero de Sitges, asegura que los més collonuts bunyols de bacallà se degustan a la vera de Azca y Joseíto, el de Nerja, jura por la gloria de su madre que la más sabrosa fritura de pescaíto la sirven por Manuel Becerra y Las Ventas. Rompeolas que nada rompe, en una orilla suave y cordial donde recalan y arraigan todos los modos de sentir, todos los perfumes y perjúmenes, pronto dirán que aquí se saborean las mejores hallacas, fritadas, ceviches, arepas, asados de tiras, feijoadas, ropavieja, empanadas chilenas y tamales.
Lleva doscientos años siendo la primera etapa de la vuelta al hogar para los latinoamericanos que hacían turismo por Europa y ahora tiene una calle, Bravo Murillo, que suena, huele y sabe a avenida sudamericana trufada de zoco mogrebí. Madrecita más que matriarca, en vez de imponer estilos los acrisola todos. Un asturiano puede opinar con acierto que Madrid es por los vetustos alrededores del Ayuntamiento un poco Oviedo, y un valenciano, que hay que ver cuánto ha cantado y se ha cantado a Madrid con batutas, aires y voces levantinas. Para un andaluz de cualquier parte, es la verdadera capital de Andalucía.
Por eso, las coplas con acento entreverado de La Latina y el Perchel han reseñado con tino este Madrid de los fastuosos y bullangueros cortejos por la calle Mayor, las paradas y desfiles de miriñaques, carrozas y abanicos murmuradores por el Paseo del Prado, los tés con pastas de las meriendas del Hotel Ritz, las confidencias ruborizadas entre mocitas pretendidas, las miradas disimuladas de sus pretendientes y las chispeantes leyendas de solapas levantadas para embozar galanteos por los soportales de la Plaza de Oriente, donde una violetera se encontró con unos ojos "que me dieron la vida, que me dieron la muerte". Con sus estatuas, músicos callejeros y parejas de enamorados entre bandadas alborotadas de turistas, la Plaza de Oriente es de por sí un entretenido espectáculo complementado con cafés entre los más bellos y característicos de la Villa y Corte, donde el público, conteniendo el asombro por la presencia de tantas celebridades, aguarda los acontecimientos del contiguo Teatro Real.
"En hombros por los Madriles cuatro duques la llevaron y se contaron por miles los claveles que le echaron" a María de las Mercedes, francoandaluza que reinó lo bastante poco para convertirse en un mito popular, y por ello Madrid la lloró multitudinariamente en la Plaza Mayor, un recinto cuadrado encerrado entre edificios majestuosos con impresionante unidad estilística en sus 437 balcones. En uno de sus arcos, el de Cuchilleros, Madrid estaba buscándolo para prenderlo y como la cantante lo buscaba "sólo parar quererlo", tenía que esconderse "debajo de la capa de Luis Candelas, mi corazón amante vuela que vuela"
Se podía estudiar geografía urbana y elogiar la hospitalidad desprejuiciada vitoreando "Viva el Madrid calesero de los chisperos, de Cuchilleros y Embajadores, viva el Madrid cortesano que abre su mano a los gitanos y a los señores", sobre todo en la mítica Puerta del Sol, donde los carruajes de la nobleza descorrían los visillos con disimulo ante la lotera que, llorando el incumplimiento de las promesas de un conde-marqués, preguntaba "¿A quién le vendo la suerte, mañana sale, que está premiao?, a mí me han dao la muerte con dos puñales atravesaos. La fortuna pa mañana, ¿quién me compra un quince mil? Que repiquen las campanas a la hora de morir". Esta plaza semielíptica, donde recalan los anhelos y emociones de las oleadas que llegan a Madrid, configura un guirigay mitad asombro y mitad canalla. La baldosa del Kilómetro 0, ante el Palacio de Correos (sede del gobierno autonómico), marca el punto de partida de las carreteras radiales frente al Oso y el Madroño, el monumento donde se citan, encuentran y pelan la pava los enamorados de la Villa y Corte.
Si se quería presumir como el extravagante y fantástico marqués de Bradomín, adornándose la solapa, "por la calle de Alcalá, con la falda almidoná y los nardos apoyaos en la cadera, la florista viene y va y sonríe descará a la gente por la calle de Alcalá. Lleve usted, nardos caballero…", delante de tres edificios imponentes: La Aduana, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (con goyas y zurbaranes entre incontables maravillas) y el Casino de Madrid, fachada frente a la que un enjambre de objetivos fotográficos japoneses disparan sin cesar.
Morir, lo que se dice morir, en el Madrid romancero sólo se moría de amor y los puñales atravesados o eran metafóricos o armas de un escudo heráldico, porque en Madrid, Madrid, Madrid, a las chulapas se les coronaba de "Emperatriz en Lavapiés" y se les alfombraba "de claveles la Gran Vía" antes de tomar un jerez en Chicote, "en un agasajo postinero con la crema de la intelectualidad", si es que no se cruzaba la calle para intelectualizarse en el Círculo de Bellas Artes.

Ese escenario "glomouroso", galante y en todas sus esquinas lleno de hermosura, tiene como referencia más señera el Palacio Real. Había sido un alcázar moro que los Austrias reformaron y ocuparon hasta Carlos II, a cuya primera esposa, por no engendrar un heredero, le inventó el pueblo una copla con muchísima… gracia. María Luisa de Orleans era sobrina de Luis XIV, y como los madrileños tenían la mosca detrás de la oreja con la francesita que suponían estéril, le cantaban: "Parid, bella flor de lis, en aflicción tan extraña. Si parís, parís a España y si no parís… ¡a París!". Muerto Carlos sin descendencia, heredó el trono su pariente francés el duque de Anjou, nieto asimismo del Rey Sol y acostumbrado, por tanto, al relumbrón de la corte de su abuelo, que a los diecisiete años floridos de Felipe les resultaba imprescindible. Le aquejaron tantas depresiones en el lóbrego alcázar madrileño, que desde el principio soñó con un palacio a la francesa. Por coincidencia, el alcázar ardió, pero que nadie malicie que Felipe V quisiera emular a Nerón. Se trató verdaderamente de un incendio fortuito, gracias al cual tenemos el palacio real más simétrico, bello y monumental de Europa, encaramado en un repecho que se podría considerar nuestra acrópolis, desde la que se contempla un océano de verdor. Monumentalidad y simetría compartida con la única catedral consagrada por un Papa fuera de Roma, la Almudena, que es un mensaje de amor desesperado de Alfonso XII a María de las Mercedes, dalia que "cuidó Sevilla por la orillita del Guadalquivir", muerta a los dieciocho años, "Adiós princesita hermosa, que ya besarme no puedes; adiós, carita de rosa, adiós mi querida esposa, María de las Mercedes". La catedral de la Almudena será donde los novios reales se den el sí.

Horas antes, las oleadas humanas estarán acudiendo desde todos los puntos cardinales por tierra y por aire, y, principalmente, en tren, tropezándose nada más llegar con la infinita estación de Atocha, rompeolas entre los rompeolas, el lugar con mayores sugestiones literarias de Madrid, donde las duquesas y sus toreros, los condes y sus majas, las marquesas consortes y sus donjuanes deambulan evasivos entre paparazzis que Juan de Tassi y Peralta, conde de Villamediana y Correo Mayor de su Majestad Felipe III, habría tenido que eludir para cumplir las funciones de su cargo, y apresurarse luego a llegar con discreción al galanteo con la reina Margarita ("De vos no quiero más que lo que os quiero"). Sin duda, a la vista del mare magnum de la estación, Villamediana sentiría la tentación de escribir de nuevo "confusión de Babel en esta era…" y echaría a correr hacia la calle Mayor a encontrar su trágico destino, que los malpensados madrileños atribuyeron a los celos del rey, o acaso tendría un momento de lúcida premonición y menor agnosticismo del habitual, y acudiría tras un corto paseo a rezar en el Convento de la Virgen de Atocha, imagen predilecta de las reinas españolas.

El Madrid de las coplas es un encuentro-desencuentro permanente entre el pueblo y la aristocracia. Corte que no conoció la clase media hasta el siglo XX, tenían que abundar las historias de Cenicientas, tanto triunfantes como desengañadas: "Almudena, Almudena, ¿dónde vas, triste de ti?; él es duque y tú, una pobre violetera de Madrid". Lumpen deslumbrado por el oropel, suele haber una lotera, una cantaora o una malquerida que acecha en alguna esquina la llamada de "una voz con corona: si quieres, rosa de mayo, seré el vasallo de tu persona". "Palabras que lleva el viento" y como contaba la Guapa, la Guapa, en ocasiones el galanteador negaba su juramento: "Que yo no te conozco, lo sabe el Papa; allí me está esperando mi prometida y a mí no me detiene ninguna guapa". Pero eran más numerosas la veces que, contagiado del romanticismo del escenario, el aristócrata elevaba a la bella hasta los fastos palaciegos: "Cuando voy a los bailes del duque de Osuna, con el miriñaque de rico moaré" y por eso a Madrid, cortesano y proletario, no se le cae ningún anillo por pringarse las manos con un desayuno con churros la madrugada siguiente de un banquete con faisán. No existe ninguna otra gran capital, al menos en Europa, donde la camaradería entre pueblo e ilustres sea tan proverbial, seguramente como reflejo del temperamento llano de los Borbones, que ha estampado su impronta en este Madrid acogedor que a todos tiende la mano.

Aquí no hay playa, según ironizaba la canción, pero todo Madrid es una playa placentera y cálida donde susurran y se depositan la razón y las convicciones entre sensuales retozos de amor, y también es una playa de la Isla del Tesoro, porque en muy pocas ciudades del mundo es dado encontrar más joyas monumentales en menor espacio. Y hay mucho más: Un ambiente vertiginoso donde trasnochan los europeos con delectación de náufragos; una tasca en la Cava o en Las Vistillas donde saborear un cocidito madrileño con apetito de Robinson; un paseo junto al lago del Retiro, para posar, remar, conocer el futuro y mitigar la sed con una horchata. Y en todas partes, por devoción y destino, siempre un romántico, zarzuelero y chispeante desfile del amor. Un amor que Madrid sabe transfigurar de romancista y liviano en compasivo y solidario cuando es menester; como fue menester durante el gigantesco e indescriptible dolor del 11 de marzo, que al despertar del sacrificio y de heroicidades de proporciones titánicas, ha inundado el vestíbulo de Atocha con una formidable riada de velas rojas como lava incandescente, convirtiéndola en una estación encendida de añoranza y oraciones, en un volcán de amores truncados y corazones a punto de reventar. Ese día y los que siguieron, los madrileños de todas las nacionalidades derrocharon generosidad y denuedo con abundancia tan desmedida, que se han convertido en espejo donde mirarse todas las solidaridades del mundo

domingo, 5 de diciembre de 2010

LOS PATRONOS DE MÁLAGA, DESPRECIADOS

CIRIACO Y PAULA


Si uno fuera supersticioso, cosa que no es aunque meigas haberlas haylas, tendería a creer que a los malagueños se nos metió el bajío hace exactamente ciento veintitrés años. Esa fecha, 1887, alguien (o álguienes) consideró que el cuarto centenario de la toma de Málaga por los Reyes Católicos era una buena ocasión para desterrar de nuestros usos y costumbres la tradición más antigua y sólida de toda Andalucía, la única que de verdad había sobrevivido a la dominación musulmana sin altibajos. Ese alguien, o álguienes, aceptó como válido y como única verdad el exabrupto de Guillén Robles (un historiador poco riguroso que, sin embargo, goza entre nosotros de veneración inmerecida), que con una interpretación errónea del himno que cantaban los trescientos cristianos malagueños cuando llegaron Fernando e Isabel, afirmó con rotundidad que Ciriaco y Paula eran… ¡tunecinos!
La Iglesia se apresuró a desmentirlo, pero él se quedó tan campante. Lamentablemente, el efecto de su afirmación fue como el de la penicilina. Pervivieron los anticuerpos antimartiricos y cierta sociedad malagueña no muy consciente de lo que hacía decidió borrar 16 siglos de tradición, 1.600 años de historia. Empezaron por descafeinar la que había sido desde 1507 la fiesta mayor de Málaga, para convertirse pronto, y durante casi tres siglos, en la feria más famosa de España y por ello es por lo que se bailan malagueñas en varias regiones, como Murcia y Canarias, y también al otro lado del Atlántico, en Cuba, Venezuela y México. Y acabaron por descafeinarla del todo inventándose unos festejos de agosto que ya vemos a cuán altas cotas de originalidad, influencia malagueña y difusión internacional han conducido.
Más adelante, fueron borrando referencias a los Martiricos, de modo que modernamente, hay inclusive articulistas famosos que ignoran que nuestros patronos, los únicos patronos -no depuestos- de la ciudad de Málaga, son los santos Ciriaco y Paula.
Como uno no es supersticioso, no cree que tuviera nada que ver con el desdén hacia nuestros lares que, inmediatamente después del exabrupto, la filoxera se comiera la mitad de la economía malagueña; que las acererías de Heredia, una vez arrasados todos nuestros bosques, se fueran a pique; que las holandas de los Larios fueran desterradas de los mercados por los chicos del Llobregat; que viniera la riá de 1907. Y… ¿para qué seguir? Como uno es racionalista y considera inapropiado dejarse impresionar por tantas coincidencias, acepta que tal vez se trate de un malbajío puramente racional y unos duendes con corbata de ejecutivos de gran almacén.
Según aquel himno que heroicamente conservaron los trescientos cristianos que sobrevivían en la Málaga musulmana en 1487, y según sus tradiciones orales, los Martiricos fueron lapidados y luego quemados en la confluencia del Guadalmedina con el Arroyo de los Ángeles. De ahí que el parque vecino se denomine “Martiricos”. Según el mismo himno, fue en 303 (cuando ya existía un obispado en Málaga, mucho antes de que Granada, nuestra capital eclesiástica, fuese fundada) o 305 cuando esos hermosos jóvenes llamados Ciriaco y Paula decidieron desobedecer a un tal Silvano, negándose a adorar a Juno para persistir cabezonamente arrodillándose ante la cruz.
Diecisiete siglos justitos y cabales. Mil setecientos años de la más vieja y persistente tradición de toda Andalucía. Diecisiete siglos que hubieran debido valer para un año de conmemoración, de celebraciones, de inauguraciones y de fastos, que habrían podido traer a la ciudad muchos más beneficios que ciertos proyectos inverosímiles.
Pero es que alguien “desaparició” oficialmente la fiesta hace algunos años. Y tal como vemos el devenir de las cosas, y a pesar de que Ciriabo y Paula siguen figurando sobre una almena de Gibralfaro en nuestro escudo oficial, parece que alguien los hubiera despeñados de lo alto de la torre.
Ojú.

sábado, 4 de diciembre de 2010

¿TOLERANCIA O INDIFERENCIA?

Talento y tolerancia
Esta generación, hija de aquellos "progres" de la Transición, valora como bien supremo la tolerancia. Lo que está muy bien en un país cuyas directrices políticas han sido intolerantes casi siempre.
Queda de sobra establecido que la generación "progre" fracasó estrepitosamente y en primer lugar, y según demuestran los datos europeos, en la educación de sus hijos.
Sufrimos el sonrojo de amparar a la juvenetud más inculta y peor educada del mundo próspero.
Pero, eso sí, es la juventud más "tolerante" de Europa.
El problema surge al comprobar que los jóvenes confunden tolerancia con falta de criterio, con carencia de opinión. Entre los jóvenes españoles se ha extendido la idea de que para tolerar hay que renunciar a poseer postulados. Creen que no deben tener ideas ni, en suma, talento. Es una especie de plaga imparable la actitud de "yo de eso, no entiendo".
¿Se han parado a pensar lo grave que es tal postura, si mayoritaria, para el futuro de cualquier pueblo?

jueves, 2 de diciembre de 2010

EL ESTATUT NOS CONVIERTE EN EXPLOTADOS COLONIALES A LOS MALAGUEÑOS, ANDALUCES, MURCIANOS, EXTREMEÑOS, ETC.

El genio de Moncloa ha conseguido que vuelva a haber explotaciones coloniales en Europa. El estatut independentista de los catalanes nos convierte a la mayoría de regiones en EXPLOTACIONES COLONIALES DE LOS CATALANES.
Todas las regiones de la mitad sur, más Canarias, les compramos a los catalanes cuatro o cinco veces lo que les vendemos. Por lo tanto, los ingresos que alimentan la soberbia abusiva de los catalanes se basan en el consumo de unos veintícinco millones de ciudadanos explotados
Otorgar privilegios fiscales a los catalanes que perjudican y ofenden a 25 millones de personas es otra de las torpezas del incapaz que nos manda.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

CORTOPLACISTA


Los desvelados chismorreos de los asuntos exteriores de los gringos,tienen algunas perlas y ésta es la más brillante:

CORTOPLACISTA

Es como definen al jefe de gobierno español.

Siempre lo ha ido, desde el comienzo de su primer mandato. Nunca ha hecho nada quer no sea pensando en el efecto electoral que pueda tener. El principal ejecutor de esa estrategia ha sido todos estos años el dicho Pepiño,

PERO AMBOS, PEPIÑO Y SU AMO, LLEVAN SEIS AÑOS Y MEDIO ACUSANDO A LOS DEMÁS DEL QUE ES SU PECADO POLÍTICO MÁS GRAVE: NO actuar por beneficio del país y sus ciudadanos, sino procurando prepararse las próximas elecciones.

POR FORTUNA,PARECE QUE LOS ESPAÑOLES ESTÁN DÁNDOSE CUENTA.