viernes, 29 de agosto de 2014

REAL ACADEMIA DE SAN TELMO NÓMADA

Hace poco, me enteré  de que existe en Málaga una “sociedad de Amigos de los Museos”. Me he enterado porque me invitaron a visitar las obras de restauración de la Iglesia del Santo Cristo de la Salud. Siempre me inquieta enormemente toparme con que este tipo de obras y la restauración de las imágenes correspondientes, las encarga la junta a empresas sevillanas. Entre todo lo que ese gobierno foráneo trata de eliminar en Málaga, también agrede nuestra riquísima tradición artística y artesanal.

Pero lo que deseo comentar es el absurdo de que nuestra REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN TELMO no tenga sede fija. Cuando yo era niño,  estaban en el edificio del antiguo convento jesuita anejo al Santo Cristo. Luego, pasaron al palacio de Bella Vista, de donde los desplazaron, por el empeño de la junta de los sevillanos de desnudar a un santo para vestir a otro, con la instalación del Museo Picasso. Curiosamente, se desplazó un monumental museo de más de dos mil obras excelentes, por una pequeña colección bastante mediocre aunque estuviera firmada por el mayor pintor de la historia.


Averiguo que tal sociedad de Amigos de los Museos va a tener su sede en el Museo de la Aduana, que a ver si un año de estos lo abren por fin. Como resulta que por lógica, la Aduana tendría que ser la sede de la antiquísima Real Sociedad de Bellas Artes de Málaga, es preciso preguntarse si los “Amigos de los Museos” serán algo inventado por junteros en un intento de desplazar y eliminar la Real Sociedad de San Telmo. Una importante seña de identidad malagueña que los sevillanos quieren destruir, como ya han destruido tantas cosas malagueñas, incluyendo nuestras expresiones típicas. 

sábado, 23 de agosto de 2014

ESTÁ NACIENDO EL DIALECTO MALAGUEÑO


La RAE dice que el español no tiene dialectos, lo que es difícil de aceptar si se recorren extensas áreas de los países andinos. Tampoco se puede aceptar que no sea un dialecto lo que llaman “rioplatense”, con su alta proporción de lunfardo y los verbos formados como hace más de dos siglos se hacía en Castilla, más la elle y la y griega convertidas en ches muy arrastradas, sonido que no se sabe de dónde puede provenir.
Siempre hubo un “habla malagueño” diferenciado de las provincias vecinas y del invento alfonsoguerrista-sevillanista. Son numerosos los libros que lo documentan, algunos de hace muy pocos años. Pero los lectores se asombrarían de lo mucho que puede cambiar el habla de un lugar en tan sólo treinta años.
El habla es un medio de comunicación vivo que cambia, aunque resulta desconcertante la velocidad meteórica con que ha cambiado en Málaga en la última generación, la abundancia de neologismos y la comisión de errores como decir “patatas” por papas. . Hace cuarenta años, las eses líquidas y las jotas se sustituían en Málaga por haches suavemente aspiradas. Pero ya no. Ya nadie dice “lah casah de mis hihoh”, sino “la casa de mi io”, frase que no puede entender nadie que no sea de aquí. Hace cuarenta años, se vocalizaba razonablemente; ahora no, de manera que la mayoría de los hombres suenan aflautados. Dicen que no vocalizan por no parecer maricones, pero el resultado es que esas voces aflautadas tan frecuentes es en lo primero que hacen pensar. Hace más de cuarenta años, había un par de compañías de teatro que influían poderosamente en la cultura local, el Grupo ARA de Ángeles Rubio Argüelles y el Grupo Educación y Descanso, de Guillermina Soto; de estas formaciones salieron infinidad de artistas, como Antonio Banderas, Fiorella Faltoyano, Lucio Romero, María Barranco y muchos otros; pero a estos grupos se les entendían las funciones plenamente… en cambio, los grupos actuales, empeñados en reproducir un habla impropio y sin vocalización, no se sabe por orden de quién, resultan ININTILEGIBLES.
Hagan la prueba: Paseen con varias personas de fuera por la ciudad y comprueben lo difícilo que les resulta entendernos. Dialecto es una variante de una lengua que no se puede entender del todo. Y en Málaga, el habla popular comienza a ser ininteligible.
ESTAMOS CREANDO UN DIALECTO
QUE SALTARÁ MUY PRONTO A LAS GRAMÁTICAS
CON SUS TRADUCCIONES Y TODO.

martes, 5 de agosto de 2014

EL PSOE IMPIDE QUE MÁLAGA CONSIGA SU GRAN VÍA DEL GUADALMEDINA

GUADALMEDINA, GRAN VÍA INDISPENSABLE

Todas las ciudades costeras de España que han tenido problemas como el Guadalmedina lo es para Málaga (rompecabezas muy común), lo han resuelto hace muchos años, incluyendo Almería y muchos pueblos pequeños.
Nosotros llevamos al menos tres siglos ansiando que nos quiten esta pejiguera separadora y desintegradora de la ciudad vieja. Ha habido toda clase de solicitudes, ruegos y resignaciones. Pero esta es la hora en que no sólo no se resuelve, sino que algunos iluminados inventan coartadas para que Málaga siga pareciendo pueblerina y aldeana. Tanto es así, que aunque la aspiración lógica sería CAUTERIZAR esa herida convirtiéndola en un gran paseo-gran vía, un partido que ha exhibido siempre gran hostilidad por el futuro de Málaga, se empeña en que nunca se realice el paseo, porque transformaría y engrandecería dramáticamente la fisonomía de Málaga. En cambio, quiere que creemos una especie de parque temático vegetal que no solucionaría la división urbana, ni la comunicación ni serviría de nada.
Hace poco tiempo, el ayuntamiento dijo que “cedía” la búsqueda de solución a Ciedes (un conglomerado de instituciones muy mediatizado y dominado por el PSOE). Probablemente, el ayuntamiento se arrepintió de inmediato de haber dicho eso, como se arrepintió Zapatero de haber dicho que aprobaría el “estatuto que el parlamento de Barcelona decidiera”. El ayuntamiento se arrepintió en cuanto vio la exposición de los trabajos que había seleccionado Ciedes. Todos, sin excepción, obedecían la estrategia política del PSOE y ninguno rozaba siquiera el anhelo secular de los malagueños. ¿NO LES PARECE SOSPECHOSO? Además, el concurso lo ganó un arquitecto que lleva decenios ejerciendo como arquitecto “oficial” del PSOE.
El Guadalmedina dejó de ser un modesto río a partir de la deforestación bélica de los RRCC y la consecuente erosión. Ahora, ni siquiera merece la definición de “arroyo”, porque se limita a ser el desagüe de una pequeña presa, que se usa sólo dos o tres veces al año. Toda la ciudad condicionada por un desagüe muy poco operativo.
Lo que unas quince generaciones de malagueños llevamos ansiando más de tres siglos es el Paseo-Gran Vía del Guadalamedina. Algo semejante, pero mucho más grandioso, que las Ramblas de Barcelona (rambla es, también, torrentera). Asimismo, Alicante (la mitad de Málaga) convirtió dos ramblas en paseos. Lo han hecho hasta insignificantes pueblos de Galicia.
¿Qué tenemos que hacer los malagueños para emprender esta tarea?

 

domingo, 3 de agosto de 2014

LAS PAPAS SE LLAMAN EN REALIDAD "PAPAS"

 El español es la lengua materna de 466 millones de personas en el mundo. Sólo algo más de 30 millones llaman a las papas con el nombre erróneo de patatas. 
La academia acepta las dos formas, pero la academia asume muchas incorrecciones sólo porque están bastante extendidas, y cada vez crece más la convicción de que la RAE no cumple su lema "Limpia, fija y da esplendor, pues no limpia las barbaridades e idiotismos con que la última generación ha enfangado el lenguaje ni las reducciones que suenan a retrasados mentales.
  . La palabra original es PAPA. Pregunté muchas veces a profesores de Hispanoamérica a qué atribuían ese empeño español de denominar patatas a las papas; en todos los casos apuntaron la posibilidad de que el explorador español que las trajo tenía que ser más sordo que un tarugo. Seguramente, se confundió con batata, porque en Mesoamérica los sonidos be y pe son muy semejantes, pero “batata” significa en origen “papa dulce”.
Cuando yo era niño, nadie en Málaga decía “patata”, sino la correcta papa; ignoramos por qué ahora se ha extendido tanto el uso de la errónea “patata”, salvo que se trate de uno de los muchos problemas de colonización cultural que sufre la población malagueña.