viernes, 31 de diciembre de 2010

POR QUÉ TOMAMOS LAS UVAS


(Muy Interesante)
Las doce uvas “de la suerte” comenzaron a tomarse de manera masiva en España en la Nochevieja de 1909, debido a un excedente de la cosecha en Alicante. Sin embargo ya en el siglo XIX existía la costumbre entre los burgueses españoles de comer uvas y brindar con champán para despedir el año.

Según la tradición, en la mesa se colocan 12 uvas delante de cada comensal que simbolizan los 12 meses del año y que deben comerse con cada una de las campanadas del reloj.

En otros países también existen alimentos típicos para dar la bienvenida al nuevo año. En Grecia suelen cocinar un pastel llamado Vassilopitta en cuyo interior se coloca una moneda de oro o de plata. El que encuentre la moneda en su plato será la persona con más buena suerte en el año que se avecina. Y en Italia y algunos países sudamericanos es tradición comer un plato de lentejas estofadas tras las campanadas de media noche para atraer la prosperidad y la fortuna en el año entrante.

martes, 28 de diciembre de 2010

EL ESTADO QUE NUNCA EXISTIÓ



LOS NAZIONALISTAS CATALANES HAN INVENTADO UNA HISTORIA DE CUENTO DE HADAS CON LA QUE DESCULTURIZAN A LOS NIÑOS EN LAS ESCUELAS. Nunca ha habido un estado llamado Cataluña. Los traductores de las sospechosas editoriales catalanas traducen "Reino de Aragón" por "Cataluña", lo que supone ofensas intolerables a los originales. ¿Dónde pone Mas a Tarraco, capital de España citerior hace dos mil años?

lunes, 27 de diciembre de 2010

¿DÓNDE SITÚAN LOS NAZIONALISTAS LA ESPAÑA CITERIOR?


El falseamiento de la historia de los nazionalistas catalanes,llega al ridículo de que, actualmente, los traductores de las editoriales catalanas, cuando se encuentran en un texto medieval "Reino de Aragon", agreden e irrespetan al autor original sustituyéndolo por "Cataluña", que es un estado que nunca existió

domingo, 26 de diciembre de 2010

OBRA IMPULSADA POR LA OBRA




¿El Opus Dei decidió convertir a Dan Brown en millonario?

¿Trabajan a destajo los sesudos (y maquiavélicos, según sus detractores) dirigentes de la Obra para que este aspirante a escritor mediocre compita en fortuna con Bill Gates? Lo hicieron con la novela. Se lanzaron ferozmente contra ella y el resultado fue que alguien destinado a penar en las cloacas editoriales se convirtiera en el máximo vendedor de libros del siglo. Ahora, hacen lo mismo con la película, a pesar del inteligente consejo de Tom Hanks de no tomársela en serio. Y los responsables de marketing de Columbia Tri-Star frotándose las manos, por los millones de euros que les ahorran en anuncios los sesudos (y supuestamente maquiavélicos) dirigentes del Opus. Pero ¿merece tanto Dan Brown? ¿No deberíamos mirar su creación con desdén militante?

Es un libro solemnemente malo. No cumple reglas esenciales de la ficción literaria, porque no hay verdadero desenlace, como si fuera insuperable la indolencia que Brown muestra en sus manidísimas claves. Lo de los Merovingios no lo ha inventado él; es uno de los desvaríos del chauvinismo francés. Lo del Jesucristo casado y muerto de viejo, lo cuentan de siempre en India y, al menos, en Provenza y Languedoc.

Brown comete apáticamente errores con meridianos y arquitecturas, con escenarios y “tempos”. Cansado de escribir 105 veces el mismo capítulo, no le quedaron fuerzas para imaginar un final resolutivo. Si en todas sus páginas planea una exasperante inverosimilitud, culmina con la “sorpresa” más previsible y traída por los pelos que he leído jamás. Tenía que ser igual de torpe al retratar al Opus. Que invente monjes donde no los hay es lo de menos. Podía retratar la umbrosa médula del franquismo, pero no le apeteció informarse. Podía describir a quienes se vengan con impiedad del numerario que hace treinta sin hacer la treinta y una. Podía delatar el corporativismo que, para ayudar al correligionario, se convierte en vileza contra quienes no comparten lealtad. Podía parodiar la velocidad de un camino que conduce al cinismo. Podía condenar la ingratitud contra Fisac, salvador de su líder. Podía ironizar sobre Morris West, revolviéndose en su tumba ante el escamoteo de un verdadero abogado del diablo en un proceso de beatificación vertiginoso.

Nada de eso hizo Brown, porque al pobre no le dan para más las meninges.

“El código da Vinci” no es blasfemo, como no lo era “Los versos satánicos”, porque es ficción, no texto doctrinal/divulgativo. Sólo es reprobable por chapucero y por el daño irreparable que hace a la literatura contemporánea. No sólo multiplica los lectores con electroencefalograma plano, sino también los editores con igual planicie que desprecian la originalidad. Si de algo debiéramos acusar a Dan Brown es de que haya legiones de editores ansiando emular su éxito, cuya vía más eficaz parece la de encorajinar al Opus para obtener propaganda gratuita.

Con esa manía del Opus de creer que lo que va contra ellos va contra la Iglesia, que presumiblemente somos todos los bautizados, acusan al seudo escritor de ser parte de una conspiración. Pero tras una ojeada a la obra, la única conspiración imaginable es la que el Opus ha orquestado para enriquecerle.

viernes, 24 de diciembre de 2010

QUE NO LE SAQUEN LOS TRAPOS SUCIOS

Rubalcaba asegura hoy en la prensa que "jamás me he planteado ser presidente".
FÍJENSE EN EL SUBTERFUGIO ENGAÑADOR QUE CONTIENE LA FRASE.



PERO...
QUE NO LE SAQUEN LOS TRAPOS SUCIOS
Los conductistas estadounidenses suelen aconsajar "tener cuidado con lo que hacemos, porque el futuro puede hacérnoslo caer sobre la cabeza como piedras".

Todos sabemos que Rubalcaba ejerce de presidente in péctore
pero ahora dice esta improbabilidad. Habiendo cal, trilita o alcantarillas en mi pasado, yo no querría dar ocasión de que me lo echen en cara.

jueves, 23 de diciembre de 2010

DESEMBARCO FENICIO EN LAS PLAYAS DE MÁLAGA



Desde que que me vine a residir en Málaga hace dos meses, trato de convencer a colectivos y autoridades para crear una fiesta multitudinaria con el
DESEMBARCO DE LOS FENICIOS EN MÁLAGA.

TENGO CASI REDACTADO EL PROYECTO PARA TRATAR DE QUE PRESENTÁRSELO AL ALCALDE DE MÁLAGA O A ALGUIEN DE CULTURA.

Por lo pronto, estoy seguro de que sería una fiesta multitudinario que atraería mucho turísmo y acapararía la atención de medios nacionales e internacionales durante 3 días.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

martes, 21 de diciembre de 2010

LOS CATALANES SON MUY CUCOS

En muchos supermercados (sobre todo el LIDL) venden un aceite envasado en
Cataluña al que llaman OIL en la etiqueta. Me dicen que lo compran en Aragón u otros sitios. Pero para no usar la legendaria palabra española, lo llaman OIL (anagrama de oli)y nos insultan colocándolo desafiantemente en nuestas estanterías.

En Montcada (Barcelona) fabrican mantecados bajo la marca "Aromas de Estepa". Ponen en el envase muy grande el nombre de ESTEPA, con lo que engañan al personal, que compra sin darse cuenta del plagio, como el plagio del champán.

Desde el siglo XIX, Málaga tiene gran tradición textil, con unas holandas magníficas que se exportaban a todo el mundo. Habiendo desaparecido la industria LARIOS, en los cincuenta se creó INTELHORCE, una gigantesca fábrica de algodón en la que trabajaban 11.000 obreros. De inmediato, Cataluña se alzó contra Intelhorce, primero tratando de influir en Franco para que la cerrara (con el falso e indocumentado argumento de que "Málaga no tiene tradición textil") y luego, le hicieron un boicot comercial tan intenso y constante, que Intelhorce desapareció.

LOS QUE HEMOS SIDO CONVERTIDOS PÒR EL ESTATUT EN EXPLOTACIONES COLONIALES CATALANAS, no tenemos más salida que hacer el boicot a sus productos. Ni cava, ni seat, ni Tarradellas, ni Borges ni... por nuestro porvenir, NECESITAMOS NO COMPRAR NADA QUE SE FABRIQUE EN CATALUÑA

domingo, 19 de diciembre de 2010

Rubalcaba explica el atentado en Afganistán

NOS HAN COLADO UNA BICEFALIA EN UN GOBIERNO QUE NO SABE GOBERNAR.
Nunca tantos idearon tan poco.
Primero, uno que no sabía nmada de nada. DESPUÉS, UNO QUE LO SABE TODO SOBRE EL gal

sábado, 18 de diciembre de 2010

El problema son los maestros, LAS LEYES Y NORMAS.



Se habla mucho estos días sobre los informes internacionales que colocan a España a la cola del mundo en cuanto al aprovechamiento estudiantil.

DOS CUESTIONES:

HACE DOS O TRES AÑOS, UN NIÑO DE 12 AÑOS ME DIJO QUE SU MAESTRO LE EXIGÍA HABLARLE DE TÚ. ¿Qué entendimiento de la docencia puede tener ese maestro?

LOS PERIODISTAS DE TELEVISIÓN SON INSUFRIBLES por su erróneo uso del Español. ¿Qué clase de enseñanza reciben, para maltratar la lengua de esa manera? ¿Por qué esa proliferación de preposiciones? ¿Por qué la pésima elección de preposiciones? ¿POR QUÉ LA IGNORANCIA QUE EXHIBEN DE SINTAXIS?

La respuesta debe de ser que laa LEYES Y NORMAS ESTÁN EQUIVOCADAS. No preparan adecuadamente a los maestros y no les exigen su constante puesta al día. Entre los profesores enchufados por el PSOE y la demencia de los nazionalistas,la enseñanza española es un desbarajuste profundamente ineficaz.

DE NO ARREGLAR PRONTO ESTE PROBLEMA, ESPAÑA NO TIENE FUTURO COMO NACIÓN.


viernes, 17 de diciembre de 2010

¿NOS ARRUINAN LOS CHINOS?


Cada vez cierran más comercios pequeños, desapareciendo empleos sin parar. Pero cada día abren nuevas tiendas de "chinos", ya incluso con dimensión de "grandes almacenes".

En estas tiendas venden artículos baratísimos: paraguas de un solo uso, auriculares que se averían a los dos días, relojes que resultan ser de juguete...
Pero afectados como estamos todos por esta infame crisis, compramos estos artículos autoconvenciéndonos de que compramos gangas que no podemos adquirir en negocios españoles.

Entre tanto, las tiendas tradicionales cierran y cierran.

China es populacionalmente la quinta parte del mundo.
ADEMÁS DE INVADIRNOS SILENCIOSAMENTE...¿NOS ESTÁN ARRUINANDO DELIBERADAMENTE?

ENTRE LA IGNORANCIA Y EL GAL

Por la vía de los hechos consumados subrepticiamente, el PSOE ha sustuido al que votaron como jefe del gobierno por un viejo conocido.

SEGÚN CREEN LA MAYORÍA DE LOS ANALISTAS POLÍTICOS, RUBALCABA SERÁ EL CANDIDATO SOCIALISTA EN 2012.

De este modo sustituirán a uno que no sabe nada de nada, por otro que LO SABE TODO SOBRE EL GAL.

jueves, 16 de diciembre de 2010

domingo, 12 de diciembre de 2010

jueves, 9 de diciembre de 2010

¿EL MINISTERIO DE INDUSTRIA AMPARA A LAS EDITORIALES CATALANAS DEFRAUDADORAS?

Dice el refrán que “quien no llora, no mama”.
Es un refrán que la mayoría de editoriales catalanas se saben muy bien, a pesar de la prohibición de hablar español.
Siempre se están lamentando.
Dificultades sin cuento, “tengo que plantearme cerrar la editorial”, etc. Etc., Lamentos con el que engañan al lucero del alba, mientras algunas editoras que yo conozco se dan la vida padre en los paisajes más exóticos del mundo, acompañadas por séquitos un tanto llamativos. Pero tan bien engañan al Ministerio de Industria, que el año pasado recibieron un regalo de 12 millones de euros. Lo malo, es que mirando sus liquidaciones superficialmente, engañan también a abogados y hasta a algunos jueces, a los que mi editora, casada con una especie de Ciudadano Kane de mala muerte, dice tener cogidos en un puño.
Pero esas editoras quejicas y defraudadoras, se jactan de contribuir al PIB español con 1,2%., Con los que no contribuyen es con nosotros, los autores, pues se quedan con nuestro dinero mediante el truco más chapucero que he visto en mi vida. He publicado 16 ediciones de libros en los últimos cuatro años, y estoy viviendo de préstamos y la caridad.
¿La edición española es fuerte o es fuerte la estafa?
LA VERDAD ES QUE LAS EDITORIALES CATALANAS IMPIDEN QUE LA LITERATURA ESPAÑOLA CONTEMPORÁNEA SE DIFUNDA EN EL MUNDO

martes, 7 de diciembre de 2010

POR LAS CALLES DEL ROMANCE Y LAS COPLAS


(artículo publicado hace años en la revista Paisajes desde el Tren)

¡Madrid, Madrid; qué bien tu nombre suena,
rompeolas de todas las Españas!
Antonio Machado ideó la figura que más genialmente define a Madrid. ¿Qué alias le cuadraría mejor a este rebalaje donde espuman, rumorean y se agitan tantas voces y acentos, tantos colores, tantas devociones y pasiones? El Madrid castizo y postinero, abierto, transigente, hospitalario y campechano que ha visto recorrer el mismo itinerario a Lope y a Ortega, a Calderón y a Benavente, a Quevedo y a Goya, va a ser admirado en televisión por la mitad del planeta el próximo 22 de mayo, durante la retransmisión de la boda de quien está destinado a ser Felipe VI. El Madrid de los Austrias que los Borbones remozaron y Sabatini embelleció es un ámbito primoroso ajustado a la medida del hombre, barroco, neoclásico, herreriano y renacentista pero abarcable, que ha tenido siempre vocación de escenario alentador de amores, reproches, reconciliaciones y romances. Como el flechazo del maharajá de Kapurtala por la bailarina malagueña Anita Delgado durante el cortejo nupcial de Alfonso XIII y Victoria Eugenia en la Carrera de San Jerónimo; venus griega según Valle-Inclán, Anita llegó a ser coronada maharaní, gracias al empeño de la madre de la artista, guardiana tenaz e incorruptible de la virtud de su hija frente a los requerimientos galantes y los diamantes del riquísimo hindú.

Dicen algunos que Madrid carece de personalidad, que no tiene historia ni conciencia del propio ser y que hasta hace un cuarto de hora ni siquiera tenía catedral. Y sin embargo, es inconfundible puesto que no se parece a ninguna otra, fue marco de episodios trascendentales de la historia del mundo, tiene conciencia de ser esponja para asimilar gustos de modo que nadie ni nada parezca foráneo y el final del segundo milenio le trajo la Almudena, una catedral presurosa, leve y azul en la lejanía como una calesa cascabelera por la ribera del Manzanares. Madrid no es arrogante ni desdeñosa, ni se jacta de nada. Es todo de tanto no ser. Afirma mi amigo Kepa, el donostiarra, que la mejor cocina vasca se disfruta en Madrid y Justo, el de Sanxenxo, que la lonja mejor surtida de marisco gallego está en el "puerto" de Mercamadrid. Jordi, el camarero de Sitges, asegura que los més collonuts bunyols de bacallà se degustan a la vera de Azca y Joseíto, el de Nerja, jura por la gloria de su madre que la más sabrosa fritura de pescaíto la sirven por Manuel Becerra y Las Ventas. Rompeolas que nada rompe, en una orilla suave y cordial donde recalan y arraigan todos los modos de sentir, todos los perfumes y perjúmenes, pronto dirán que aquí se saborean las mejores hallacas, fritadas, ceviches, arepas, asados de tiras, feijoadas, ropavieja, empanadas chilenas y tamales.
Lleva doscientos años siendo la primera etapa de la vuelta al hogar para los latinoamericanos que hacían turismo por Europa y ahora tiene una calle, Bravo Murillo, que suena, huele y sabe a avenida sudamericana trufada de zoco mogrebí. Madrecita más que matriarca, en vez de imponer estilos los acrisola todos. Un asturiano puede opinar con acierto que Madrid es por los vetustos alrededores del Ayuntamiento un poco Oviedo, y un valenciano, que hay que ver cuánto ha cantado y se ha cantado a Madrid con batutas, aires y voces levantinas. Para un andaluz de cualquier parte, es la verdadera capital de Andalucía.
Por eso, las coplas con acento entreverado de La Latina y el Perchel han reseñado con tino este Madrid de los fastuosos y bullangueros cortejos por la calle Mayor, las paradas y desfiles de miriñaques, carrozas y abanicos murmuradores por el Paseo del Prado, los tés con pastas de las meriendas del Hotel Ritz, las confidencias ruborizadas entre mocitas pretendidas, las miradas disimuladas de sus pretendientes y las chispeantes leyendas de solapas levantadas para embozar galanteos por los soportales de la Plaza de Oriente, donde una violetera se encontró con unos ojos "que me dieron la vida, que me dieron la muerte". Con sus estatuas, músicos callejeros y parejas de enamorados entre bandadas alborotadas de turistas, la Plaza de Oriente es de por sí un entretenido espectáculo complementado con cafés entre los más bellos y característicos de la Villa y Corte, donde el público, conteniendo el asombro por la presencia de tantas celebridades, aguarda los acontecimientos del contiguo Teatro Real.
"En hombros por los Madriles cuatro duques la llevaron y se contaron por miles los claveles que le echaron" a María de las Mercedes, francoandaluza que reinó lo bastante poco para convertirse en un mito popular, y por ello Madrid la lloró multitudinariamente en la Plaza Mayor, un recinto cuadrado encerrado entre edificios majestuosos con impresionante unidad estilística en sus 437 balcones. En uno de sus arcos, el de Cuchilleros, Madrid estaba buscándolo para prenderlo y como la cantante lo buscaba "sólo parar quererlo", tenía que esconderse "debajo de la capa de Luis Candelas, mi corazón amante vuela que vuela"
Se podía estudiar geografía urbana y elogiar la hospitalidad desprejuiciada vitoreando "Viva el Madrid calesero de los chisperos, de Cuchilleros y Embajadores, viva el Madrid cortesano que abre su mano a los gitanos y a los señores", sobre todo en la mítica Puerta del Sol, donde los carruajes de la nobleza descorrían los visillos con disimulo ante la lotera que, llorando el incumplimiento de las promesas de un conde-marqués, preguntaba "¿A quién le vendo la suerte, mañana sale, que está premiao?, a mí me han dao la muerte con dos puñales atravesaos. La fortuna pa mañana, ¿quién me compra un quince mil? Que repiquen las campanas a la hora de morir". Esta plaza semielíptica, donde recalan los anhelos y emociones de las oleadas que llegan a Madrid, configura un guirigay mitad asombro y mitad canalla. La baldosa del Kilómetro 0, ante el Palacio de Correos (sede del gobierno autonómico), marca el punto de partida de las carreteras radiales frente al Oso y el Madroño, el monumento donde se citan, encuentran y pelan la pava los enamorados de la Villa y Corte.
Si se quería presumir como el extravagante y fantástico marqués de Bradomín, adornándose la solapa, "por la calle de Alcalá, con la falda almidoná y los nardos apoyaos en la cadera, la florista viene y va y sonríe descará a la gente por la calle de Alcalá. Lleve usted, nardos caballero…", delante de tres edificios imponentes: La Aduana, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (con goyas y zurbaranes entre incontables maravillas) y el Casino de Madrid, fachada frente a la que un enjambre de objetivos fotográficos japoneses disparan sin cesar.
Morir, lo que se dice morir, en el Madrid romancero sólo se moría de amor y los puñales atravesados o eran metafóricos o armas de un escudo heráldico, porque en Madrid, Madrid, Madrid, a las chulapas se les coronaba de "Emperatriz en Lavapiés" y se les alfombraba "de claveles la Gran Vía" antes de tomar un jerez en Chicote, "en un agasajo postinero con la crema de la intelectualidad", si es que no se cruzaba la calle para intelectualizarse en el Círculo de Bellas Artes.

Ese escenario "glomouroso", galante y en todas sus esquinas lleno de hermosura, tiene como referencia más señera el Palacio Real. Había sido un alcázar moro que los Austrias reformaron y ocuparon hasta Carlos II, a cuya primera esposa, por no engendrar un heredero, le inventó el pueblo una copla con muchísima… gracia. María Luisa de Orleans era sobrina de Luis XIV, y como los madrileños tenían la mosca detrás de la oreja con la francesita que suponían estéril, le cantaban: "Parid, bella flor de lis, en aflicción tan extraña. Si parís, parís a España y si no parís… ¡a París!". Muerto Carlos sin descendencia, heredó el trono su pariente francés el duque de Anjou, nieto asimismo del Rey Sol y acostumbrado, por tanto, al relumbrón de la corte de su abuelo, que a los diecisiete años floridos de Felipe les resultaba imprescindible. Le aquejaron tantas depresiones en el lóbrego alcázar madrileño, que desde el principio soñó con un palacio a la francesa. Por coincidencia, el alcázar ardió, pero que nadie malicie que Felipe V quisiera emular a Nerón. Se trató verdaderamente de un incendio fortuito, gracias al cual tenemos el palacio real más simétrico, bello y monumental de Europa, encaramado en un repecho que se podría considerar nuestra acrópolis, desde la que se contempla un océano de verdor. Monumentalidad y simetría compartida con la única catedral consagrada por un Papa fuera de Roma, la Almudena, que es un mensaje de amor desesperado de Alfonso XII a María de las Mercedes, dalia que "cuidó Sevilla por la orillita del Guadalquivir", muerta a los dieciocho años, "Adiós princesita hermosa, que ya besarme no puedes; adiós, carita de rosa, adiós mi querida esposa, María de las Mercedes". La catedral de la Almudena será donde los novios reales se den el sí.

Horas antes, las oleadas humanas estarán acudiendo desde todos los puntos cardinales por tierra y por aire, y, principalmente, en tren, tropezándose nada más llegar con la infinita estación de Atocha, rompeolas entre los rompeolas, el lugar con mayores sugestiones literarias de Madrid, donde las duquesas y sus toreros, los condes y sus majas, las marquesas consortes y sus donjuanes deambulan evasivos entre paparazzis que Juan de Tassi y Peralta, conde de Villamediana y Correo Mayor de su Majestad Felipe III, habría tenido que eludir para cumplir las funciones de su cargo, y apresurarse luego a llegar con discreción al galanteo con la reina Margarita ("De vos no quiero más que lo que os quiero"). Sin duda, a la vista del mare magnum de la estación, Villamediana sentiría la tentación de escribir de nuevo "confusión de Babel en esta era…" y echaría a correr hacia la calle Mayor a encontrar su trágico destino, que los malpensados madrileños atribuyeron a los celos del rey, o acaso tendría un momento de lúcida premonición y menor agnosticismo del habitual, y acudiría tras un corto paseo a rezar en el Convento de la Virgen de Atocha, imagen predilecta de las reinas españolas.

El Madrid de las coplas es un encuentro-desencuentro permanente entre el pueblo y la aristocracia. Corte que no conoció la clase media hasta el siglo XX, tenían que abundar las historias de Cenicientas, tanto triunfantes como desengañadas: "Almudena, Almudena, ¿dónde vas, triste de ti?; él es duque y tú, una pobre violetera de Madrid". Lumpen deslumbrado por el oropel, suele haber una lotera, una cantaora o una malquerida que acecha en alguna esquina la llamada de "una voz con corona: si quieres, rosa de mayo, seré el vasallo de tu persona". "Palabras que lleva el viento" y como contaba la Guapa, la Guapa, en ocasiones el galanteador negaba su juramento: "Que yo no te conozco, lo sabe el Papa; allí me está esperando mi prometida y a mí no me detiene ninguna guapa". Pero eran más numerosas la veces que, contagiado del romanticismo del escenario, el aristócrata elevaba a la bella hasta los fastos palaciegos: "Cuando voy a los bailes del duque de Osuna, con el miriñaque de rico moaré" y por eso a Madrid, cortesano y proletario, no se le cae ningún anillo por pringarse las manos con un desayuno con churros la madrugada siguiente de un banquete con faisán. No existe ninguna otra gran capital, al menos en Europa, donde la camaradería entre pueblo e ilustres sea tan proverbial, seguramente como reflejo del temperamento llano de los Borbones, que ha estampado su impronta en este Madrid acogedor que a todos tiende la mano.

Aquí no hay playa, según ironizaba la canción, pero todo Madrid es una playa placentera y cálida donde susurran y se depositan la razón y las convicciones entre sensuales retozos de amor, y también es una playa de la Isla del Tesoro, porque en muy pocas ciudades del mundo es dado encontrar más joyas monumentales en menor espacio. Y hay mucho más: Un ambiente vertiginoso donde trasnochan los europeos con delectación de náufragos; una tasca en la Cava o en Las Vistillas donde saborear un cocidito madrileño con apetito de Robinson; un paseo junto al lago del Retiro, para posar, remar, conocer el futuro y mitigar la sed con una horchata. Y en todas partes, por devoción y destino, siempre un romántico, zarzuelero y chispeante desfile del amor. Un amor que Madrid sabe transfigurar de romancista y liviano en compasivo y solidario cuando es menester; como fue menester durante el gigantesco e indescriptible dolor del 11 de marzo, que al despertar del sacrificio y de heroicidades de proporciones titánicas, ha inundado el vestíbulo de Atocha con una formidable riada de velas rojas como lava incandescente, convirtiéndola en una estación encendida de añoranza y oraciones, en un volcán de amores truncados y corazones a punto de reventar. Ese día y los que siguieron, los madrileños de todas las nacionalidades derrocharon generosidad y denuedo con abundancia tan desmedida, que se han convertido en espejo donde mirarse todas las solidaridades del mundo

domingo, 5 de diciembre de 2010

LOS PATRONOS DE MÁLAGA, DESPRECIADOS

CIRIACO Y PAULA


Si uno fuera supersticioso, cosa que no es aunque meigas haberlas haylas, tendería a creer que a los malagueños se nos metió el bajío hace exactamente ciento veintitrés años. Esa fecha, 1887, alguien (o álguienes) consideró que el cuarto centenario de la toma de Málaga por los Reyes Católicos era una buena ocasión para desterrar de nuestros usos y costumbres la tradición más antigua y sólida de toda Andalucía, la única que de verdad había sobrevivido a la dominación musulmana sin altibajos. Ese alguien, o álguienes, aceptó como válido y como única verdad el exabrupto de Guillén Robles (un historiador poco riguroso que, sin embargo, goza entre nosotros de veneración inmerecida), que con una interpretación errónea del himno que cantaban los trescientos cristianos malagueños cuando llegaron Fernando e Isabel, afirmó con rotundidad que Ciriaco y Paula eran… ¡tunecinos!
La Iglesia se apresuró a desmentirlo, pero él se quedó tan campante. Lamentablemente, el efecto de su afirmación fue como el de la penicilina. Pervivieron los anticuerpos antimartiricos y cierta sociedad malagueña no muy consciente de lo que hacía decidió borrar 16 siglos de tradición, 1.600 años de historia. Empezaron por descafeinar la que había sido desde 1507 la fiesta mayor de Málaga, para convertirse pronto, y durante casi tres siglos, en la feria más famosa de España y por ello es por lo que se bailan malagueñas en varias regiones, como Murcia y Canarias, y también al otro lado del Atlántico, en Cuba, Venezuela y México. Y acabaron por descafeinarla del todo inventándose unos festejos de agosto que ya vemos a cuán altas cotas de originalidad, influencia malagueña y difusión internacional han conducido.
Más adelante, fueron borrando referencias a los Martiricos, de modo que modernamente, hay inclusive articulistas famosos que ignoran que nuestros patronos, los únicos patronos -no depuestos- de la ciudad de Málaga, son los santos Ciriaco y Paula.
Como uno no es supersticioso, no cree que tuviera nada que ver con el desdén hacia nuestros lares que, inmediatamente después del exabrupto, la filoxera se comiera la mitad de la economía malagueña; que las acererías de Heredia, una vez arrasados todos nuestros bosques, se fueran a pique; que las holandas de los Larios fueran desterradas de los mercados por los chicos del Llobregat; que viniera la riá de 1907. Y… ¿para qué seguir? Como uno es racionalista y considera inapropiado dejarse impresionar por tantas coincidencias, acepta que tal vez se trate de un malbajío puramente racional y unos duendes con corbata de ejecutivos de gran almacén.
Según aquel himno que heroicamente conservaron los trescientos cristianos que sobrevivían en la Málaga musulmana en 1487, y según sus tradiciones orales, los Martiricos fueron lapidados y luego quemados en la confluencia del Guadalmedina con el Arroyo de los Ángeles. De ahí que el parque vecino se denomine “Martiricos”. Según el mismo himno, fue en 303 (cuando ya existía un obispado en Málaga, mucho antes de que Granada, nuestra capital eclesiástica, fuese fundada) o 305 cuando esos hermosos jóvenes llamados Ciriaco y Paula decidieron desobedecer a un tal Silvano, negándose a adorar a Juno para persistir cabezonamente arrodillándose ante la cruz.
Diecisiete siglos justitos y cabales. Mil setecientos años de la más vieja y persistente tradición de toda Andalucía. Diecisiete siglos que hubieran debido valer para un año de conmemoración, de celebraciones, de inauguraciones y de fastos, que habrían podido traer a la ciudad muchos más beneficios que ciertos proyectos inverosímiles.
Pero es que alguien “desaparició” oficialmente la fiesta hace algunos años. Y tal como vemos el devenir de las cosas, y a pesar de que Ciriabo y Paula siguen figurando sobre una almena de Gibralfaro en nuestro escudo oficial, parece que alguien los hubiera despeñados de lo alto de la torre.
Ojú.

sábado, 4 de diciembre de 2010

¿TOLERANCIA O INDIFERENCIA?

Talento y tolerancia
Esta generación, hija de aquellos "progres" de la Transición, valora como bien supremo la tolerancia. Lo que está muy bien en un país cuyas directrices políticas han sido intolerantes casi siempre.
Queda de sobra establecido que la generación "progre" fracasó estrepitosamente y en primer lugar, y según demuestran los datos europeos, en la educación de sus hijos.
Sufrimos el sonrojo de amparar a la juvenetud más inculta y peor educada del mundo próspero.
Pero, eso sí, es la juventud más "tolerante" de Europa.
El problema surge al comprobar que los jóvenes confunden tolerancia con falta de criterio, con carencia de opinión. Entre los jóvenes españoles se ha extendido la idea de que para tolerar hay que renunciar a poseer postulados. Creen que no deben tener ideas ni, en suma, talento. Es una especie de plaga imparable la actitud de "yo de eso, no entiendo".
¿Se han parado a pensar lo grave que es tal postura, si mayoritaria, para el futuro de cualquier pueblo?

jueves, 2 de diciembre de 2010

EL ESTATUT NOS CONVIERTE EN EXPLOTADOS COLONIALES A LOS MALAGUEÑOS, ANDALUCES, MURCIANOS, EXTREMEÑOS, ETC.

El genio de Moncloa ha conseguido que vuelva a haber explotaciones coloniales en Europa. El estatut independentista de los catalanes nos convierte a la mayoría de regiones en EXPLOTACIONES COLONIALES DE LOS CATALANES.
Todas las regiones de la mitad sur, más Canarias, les compramos a los catalanes cuatro o cinco veces lo que les vendemos. Por lo tanto, los ingresos que alimentan la soberbia abusiva de los catalanes se basan en el consumo de unos veintícinco millones de ciudadanos explotados
Otorgar privilegios fiscales a los catalanes que perjudican y ofenden a 25 millones de personas es otra de las torpezas del incapaz que nos manda.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

CORTOPLACISTA


Los desvelados chismorreos de los asuntos exteriores de los gringos,tienen algunas perlas y ésta es la más brillante:

CORTOPLACISTA

Es como definen al jefe de gobierno español.

Siempre lo ha ido, desde el comienzo de su primer mandato. Nunca ha hecho nada quer no sea pensando en el efecto electoral que pueda tener. El principal ejecutor de esa estrategia ha sido todos estos años el dicho Pepiño,

PERO AMBOS, PEPIÑO Y SU AMO, LLEVAN SEIS AÑOS Y MEDIO ACUSANDO A LOS DEMÁS DEL QUE ES SU PECADO POLÍTICO MÁS GRAVE: NO actuar por beneficio del país y sus ciudadanos, sino procurando prepararse las próximas elecciones.

POR FORTUNA,PARECE QUE LOS ESPAÑOLES ESTÁN DÁNDOSE CUENTA.

sábado, 27 de noviembre de 2010

MANDA MAILS: BOICOT A CATALUÑA

Por razones de supervivencia, debemos defendernos de las agresiones catalanas.

El malhadado estatut de Zapatero nos ha convertido a todos los demás en EXPLOTACIONES COLONIALES DE CATALUÑA.

LOS IMPUESTOS AL CONSUMO DE MUCHO MÁS DE LA MITAD DE LO QUE CONSUMIMOS, SE VAN A
Cataluña. POR LO TANTO, ESTAMOS CONTRIBUYENDO A CONSTRUIR HOSPITALES, CARRETERAS Y FASTOS EN CATALUÑA, MIENTRAS NUESTRAS TIERRAS SE EMPOBRECEN MÁS Y MÁS.

Pasa e-mails masivos a tus amistades: BOICOT A LOS PRODUCTOS FABRICADOS EN CATALUÑA

jueves, 25 de noviembre de 2010

PÁSALO A TUS AMIGOS: CATALUÑA NOS VAMPIRIZA

Cataluña nos chupa la sangre.

durante setenta años, HAN DINAMITADO TODO INTENTO DE OTRAS REGIONES POR INDUSTRIALIZARSE (pOR EJEMPLO, SE CARGARON INTELHORCE)

POR RAZÓN DE VIDA O MUERTE, DIFUNDE POR INTERNET A TUS AMIGOS QUE ES INDISPENSABLE BOCOTEAR LOS PRODUCTOS FABRICADOS EN CATALUÑA, POR RAZÓN DE VIDA O MUERTE.

la mayor parte de nuestros impuestos al consumo nos la roban los catalanes.

Si se tiene que ir, que se vayan, pero no con nuestro dinero.

BOICOIT A CATALUÑA



LAS OFENSAS A TODOS POR PARTE DE LOS NAZIONALISTAS CATALANES EN CAMPAÑA, MERECERÍA UN BOICOT POPULAR A TODOS LOS PRODUCTOS CATALANES.

Empezando por aclarar eso de que "España nos roba",idea que creen a pie juntilla nos nazionalistas.

MÁS BIEN AL CONTRARIO, EL ESTATUT DEL "INTELIGENTÍSIMO" ZAPATERO NOS HA CONVERTIDO EN EXPLOTACIONES COLONIALES DE CATALUÑA. les compramos seis veces más de lo que nos compran ellos, por lo que los impuiestos de nuestro c onmsumo financian obras y fastos catalanes y nos empobrecen mas y mas a los demás.

necesitamos dejar de comprar y usar:
LA CAIXA (LO QUE INGRESAMOS LO INVIERTE EN CATALUÑA)
Casa Tarradellas (PERJUDICIAL COCINA NO MEDITERRÁNEA)
Cava (ES UN SUCEDÁNEO. MEJOR CONSUMIR EL ORIGINAL CHAMPÁN)
La Sirenita (Tenemos estupendos congelados gallegos y andaluces)
Fuet (El salchichón de Málaga es igual, y más saludable)
etc etc,

Y LAS EDICIONES EN ESPAÑOL DEBEN SER SACADAS DE BARCELONA. ES un contrasentido publicar en español donde el espàñol es perseguido.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

ZAPATERO HA SENTENCIADO NUESTRA POBREZA PARA SIEMPRE

Al consentir las barbaridades del estatut, por condescendencia lesiva y por ignorancia, Zapatero nos ha convertido a la mayoría de regiones españolas en explotaciones coloniales de Cataluña.

MALAGUEÑOS, MURCIANOS, EXTREMEÑOS O ANDALUCES COMPRAMOS A CATALUÑA CUATRO O CINCO VECES MÁS DE LO QUE LES VENDEMOS. Por lo tanto, impuestos sobre el consumo generados aquí van a Cataluña para financiar sus fastos en vez de construir aquí hospitales e infraestructura.

SOMOS COLONIAS EXPLOTADAS POR CATALUÑA.

QUE PAREN YA DE OFENDER Y BARRAMOS EL PERJUDICIAL ESTATUT DE ZAPATERO

martes, 16 de noviembre de 2010

EL ESTATUT NOS HA CONVERTIDO EN EXPLOTACIONES COLONIALES

La torpeza insoportable de Zapatero y su manifiesta ignorancia del idioma español, nos ha convertido en rehenes económicos de los numerosos nazis de Cataliuña.
Ahora, los impuestos de la mitad de lo que compramos beneficiarán sólo a los catalanes; en vez de cubrir con nuestros impuesto la construcción de hospitales, carreteras y demás, se construirán en Barcelona con nuestro esfuerzo.

SOMOS EXPLOTACIONES COLONIALES DE CATALUÑA, GRACIAS A LA MIOPÍA Y LA INOPERANCIA DE ZAPATERO

lunes, 15 de noviembre de 2010

El naZionalismo catalán nos insulta. BOICOT, POR FAVOR

EN TODAS SUS MANIFESTACIONES CONTRA ESPAÑA (curiosa la historia que falsean los catalanes de la antigua Hispania Citerior) arremeten contra los sureños, como ahora hace ERC, un grupúsculo conspirador contra la constitución que ningún país civilizado toleraría.
Y no es cosa de ahora, sino que viene de antiguo.
¿Recuerdan las parodias de "Els Comendiants", donde los verdugos hablaban malagueño o gaditano?
NADIE LES RESTRIEGA A LOS CATALANES POR LOS MORROS QUE LA RIQUEZADE LA QUE PRESUMEN SE GENERA EN CIUDAD REAL, MURCIA O MÁLAGA, pues todos nos hemos convertido con el dichoso estatut ed explotaciones coloniales de Cataluña

HAY QUE EMPEZAR POR HUNDIR LA INDUSTRIA DE LA LITERATURA ESPAÑOLA EN BARCELONA, PORQUE CARECE DE SENTIDO EDITAR EN ESPAÑOL DONDE SE PERSIGUE LA CULTURA ESPAÑOLA. Después, tendríamos que boicotear a l Caixa, Casa Tarradellas, el cava, la Sirenita y demás...

domingo, 14 de noviembre de 2010

¿QUE IDIOMA HABLAMOS?


Resulta exasperante el mal uso que se hace de nuestra lengua en los medios de información:
Da la impresión de que los profesores y catedráticos ignoran características esenciales de la lengua, porque la gente joven a la que han "instruido" (licenciados y doctores incluidos) cometen reiteradamente innumerables errores:
ACENTÚAN I después de U: ejemplo ruÍna
ABUSAN PLEONÁSTICAMENTE DE LAS PREPOSICIONES(ej. "Les presento A mengano, A fulano y A zutano -sobran las dos últimas A)
HAN DEJADO DE USAR CASI TODAS LAS COMPUESTAS (ej. malos ratos por MALRATOS, malos tratos por MALTRATOS)
HAN DEJADO DE USAR LAS CONTRACCIONES (ej. de el retiro, en vez DEL)
En general, las últimas generaciones están complicando y alargando incorrectamente su código de comunicación. Partiendo de la desenfocada aseveración de que "el inglés es más corto que el español", cometen pedanterías inaceptables: ej. Experimentado por EXPERTO. Han desechado por completo los superlativos; ya nada es rapidísimo, sino súper rápido… Todo código es mejor cuanto más sencillo y corto sea. La pésima enseñanza de la lengua española en las escuelas de España, ha complicado y alargado ineficiente y estúpidamente nuestro código, el idioma
Como sugerencia general a mis lectores:
LA PROSA ES MEJOR CUANTO MÁS BREVE Y CLARA

lunes, 8 de noviembre de 2010

RECUPERACIÓN DE L A MEMORIA. PARA TODOS

El peor gobernante de la historia reciente española ha dotado de una Ley de Recuperación de la Memoria histórica que es, por lo menos, contraria el espíritu de la Transición y de la CONSTITUCIÓN que aprobamos entre TODOS.

PERO, CLARO. A ESTE GOBERNANTE NO LE IMPORTAN LAS LEYES NI LA CONSTITUCIÓN. IGUALITO, IGUALITO, QUE SU MODELO LARGO CABALLERO

Muchos sucesos y algaradas recientes prueban el intento de ganar SETENTA AÑOS DESPUÉS la guerra civil que provocó Largo Caballero aunque la llevara a cabo el mediocre, panoli y cruel Franco..

Nadie habla de localizar el cadáver de Calderón de la Barca (su tumba fue profanada) ni los miles de fusilados por el Frente Popular en el camino de las pellejeras de Málaga.

TAMPOCO HABLA NADIE DE LAS CHECAS. EN BARCELONA HABÍA CENTENARES, COMO EN MÁLAGA

Tal vez pueda parecer lícito y compasivo buscar huesos reclamados por sus dolientes, pero ¿no sería justo no discriminar? Dónde están los huesos de Calderón de la Barca, sacados de la tumba profanada por el PSOE? ¿Dónde están los huesos de los millares de curas fusilados en el Camino de las Pellejeras de Málaga? ¿Dónde está el patrimonio cultural destruido el 11 de mayor de 1031?

Con impericia y carencia a de sentido de Estado y mjuy dudoso sentido de la legalidad, se intenta alterar los 33 años de vida en armonia, para revivir
LAS DOS ESPAÑAS, EL ENFRENTAMIENTO FRATRICIDA Y, POSIBLEMENTE, EL DRAMA DE LA GUERRA, SÓLO PARA DISIMULAR LA INCAPACIDAD DE UNA ÚNICA PERSONA QUE COMETE DIARIAMENTE TRAICIÓN

BIOGRAFÍA DE LUIS MELERO PARA NO DORMIR

REGRESÉ DE UN LARGO PERIPLO AMERICANO, DESEOSO DE VOLVER A MÁLAGA, PERO ALLÍ ME TRATARON DE MODO ABOMINABLE, PORQUE COMO PERIODISTA HACIA USO DE MI LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Como todavía conservaba mi vitalidad, en Madrid me puse en marcha trabajando de free.lance en publicidad, y a los dos o tres años monté un estudio de diseño publicitario con el que trabajé muy bien hasta 1992. Cobraba por diseños de envase para Continente, Renault, Saachi & Saachi y otras a razón de (+-) 75.000 pesetas el diseño. La irrupción en 1992 de McIntosh produjo el efecto siguiente: decían enseñar “diseño” cuando lo que enseñaban era a usar la máquina. Pero un montón de adolescentes, trabajando en su dormitorio, empezaron a ofrecer “diseños” a 10.000. Presentándolos “impresos a color”, epataban a clientes ignorantes. Nos quedamos sin trabajo los 23 estudios de diseño principales de Madrid.

Yo decidí aguantar. Me compré un equipo McIntosh por un millón y medio de pesetas. El día siguiente a la compra salió un anuncio en El País donde MC ofrecía el mismo equipo por seiscientas mil pesetas. A trancas y barrancas, aprendí a usar el “free-hand” y “QuarX”. Pero me enfrentaba con el siguiente problema: yo tenía una infraestructura costosa, con cinco empleados, pero tenía que competir con aprendices sin talento pero sin gastos, abaratando mis precios. Fui aguantando con las reservas que tenía, hasta que en 1995 dejé de poder seguir. Eso si, pagué todas las cuentas y liquidaciones laborales y me fui a Málaga sin nada.

Dos años antes, Antonio Romero (un diputado del PC) me llamó para invitarme a comer en el restaurante de Las Cortes, porque había quedado muy impresionado con la lectura de “Cal viva”. Ese año, parecía que Romero iba a ser alcalde. Durante meses y muchas comidas en el mismo sitio, no paró de decirme que me necesitaba en Málaga, que Málaga me necesitaba y que yo tenía que ayudar a “sacar Málaga adelante”.

Cuando resultó que la alcaldesa fue la impresentable Celia, Romero me dijo que no me preocupase, que iba a conseguir que algún organismo me financiara un proyecto de industria de artesanía que yo le había descrito. Durante año y medio, pasé haciendo antesalas en los despachos oficiales de Málaga… sin ningún resultado. Cuando con el último suspiro de energía que me quedaba monté una tienda de artesanía en Benalmádena, no tenía absolutamente nada. Durante los tres meses siguientes, allí no se vendía un pimiento y comencé a experimentar la vida de mendigo. Como todavía trabajaba con Mc, falsifiqué recetas e intenté el suicidio con cuatro cajas de Valium 10. Estuve seis días en coma pero mi familia ni siquiera llamó al médico. Mi hermana la mayor decía que yo fingía. Entre tanto, un sobrino mío que me había avalado la compra de un Clio, indispensable para llevar adelante el negocio; como llevaba dos o tres meses sin pagar, me amenazó de modo irreproducible. Ante mi insistencia en que no podía pagar “por ahora”, su respuesta fue: “sal y roba”.

Pocos días más tarde, salí a buscar un sitio desde donde arrojarme. Encontré el lugar, un edificio de 9 plantas a la derecha, entrando a Puerto Marina. Tenía un gran espacio diáfano al que se podía acceder. Permanecí casi una hora asomado a la balaustrada del noveno. Da mucho miedo la altura si intentas tirarte.

Por mi cobardía, regresé, cogí mis bártulos, llamé a un antiguo amigo de Madrid y me fui alli. No sé cómo pude llegar. Este amigo me acogió en un rincón de su oficina y cinco meses más tarde conseguí trabajo de guionista con Pepe Navarro. Desgraciadamente, a los dos meses Pedro J. Ramírez se cargó el programa y me quedé en la calle.Unos meses más tarde, todavía conseguí trabajo con Carlos Herrera, pero en un programa bastante malo que sólo duró 3 meses. Intenté toda clase de empleos, inclusive conserje y cosas semejantes, pero a mi edad se es un muerto civil.

Publiqué seis libros casi consecutivamente (totalizando 11 en mi vida literaria), de los que se han vendido unas 14 ediciones a razón de 6.000 ejemplares por edición, , pero las dos editoriales barcelonesas me estafaron gravemente con el pago de mis derechos. Según los abogados, 123.000 euros en cinco años, pero las leyes españolas desprecian a los escritores, pues no establecen mecanismos contra las editoriales estafadoras.. Ya sólo me quedaba esperar la jubilación. En España, siempre he trabajado por mi cuenta y figuro haber cotizado como autónomo (el tiempo del estudio, pagaba 107.000 mensuales). Pero esto, por lo visto, no cuenta para la SS. Me atribuyeron la pensión mínima, 475 euros al principio; contaba, sin embargo con los libros míos que estaban vendiéndose bien. Y REPRESENTABAN UN SEGURO PARA LA VEJEZ, EN LO QUE HE TRABAJADO AFANOSAMENTE DURANTE 23 AÑOS.

Tengo varios achaques (la seguridad Social dice que son “cositas”), por lo que resulta asombroso mi aspecto, que por lo visto es el resultado de un fantástico autocontrol desarrollado en los difíciles años de la emigración. La alergia me ha ido afectando progresivamente y el año 2008 fue terrible para mí. Ahogos, ataques de tos que me duraban largos minutos, etc. El médico me decía que soportaría mejor un clima marítimo. Hice cuentas y vi que los gastos serían menores en Alicante y aquí me vine, porque a Málaga he ido muy poco estos años. Sólo cuando me requerían para actos. Mejoraron el asma y la alergia, pero…Durante todo el año pasado,. tuve que ir sobreviviendo con la pensión mínima, porque las dos editoriales me habían estado estafado (un amigo abogado de Madrid presentó los documentos a un colega suyo de Barcelona, especializado en derechos de autor, y los cálculos de lo que me han robado en siete años dan mareos). .

El 28 de julio me desahuciaron. Unos días antes, busqué una habitación realquilada que fuera grande, porque aunque dejé casi todo en el piso desahuciado, conservo, al menos, mi archivo literario de toda la vida (que es voluminoso), una modesta biblioteca y el equipo informático. La habitación me cuesta 210 euros, lo que es agónico para mí, porque también tengo que comprar medicinas que la SS no receta, como Hidroxil. Al parecer, la casera creyó que yo era mucho más joven. El día a día le demostró que tengo la edad que tengo, y comenzó a decirme de manera muy desagradable que “no puedo hacerme cargo”, “es mucha responsabilidad”, “tendrás que buscarte otra habitación”, etc. El día 6, disponiéndose a irse de vacaciones, me dijo que “necesito la habitación libre para limpiarla el día 21 ó 22, porque el lunes 23 llegan dos amigas de Buenos Aires.

¿Tengo mala suerte? Mi talento ha sido aclamado en un total de siete países, pero… ¿alguien me habrá echado mal de ojos?

sábado, 6 de noviembre de 2010

HOY, COMO EN LOS AÑOS 30


Lo ha dicho el Papa en el momento de llegar a España: Vivimos un anticlericalismo agresivo como el que se vivió en los años 30.

DICEN QUE EL GOBIERNO SE HA SORPRENDIDO POR LA DECLARACIÓN DEL PAPA, LO QUE PRUEBA QUE HAN LEÍDO POCA HISTORIA Y, SOBRE TODO, NINGUNA HISTORIA DE LA REPÚBLICA.
Cualquiera que haya tenido que investigar esos años por algún motivo (yo, `para escribir La desbandá) comprobará cuánta razón tiene el papa.
Zapatero tiene divinizado a Largo Caballero, el personaje más siniestro y pernicioso de la República. Siempre conspiró contra todos los gobiernos de la república y llegó a organizar un golpe de estado soviético para instalar una "dictadura del proletariado"; (la prensa internacional lo llamaba el Lenin español). Por el delito de rebelión lo juzgaron en junio de 1935; iban a condenarlo a muerte; durante la guerra, eran muchos lo que afirmaban que SI LARGO CABALLERO HUBIERA SIDO AJUSTICIADO, NO HABRÍA GUERRA CIVIL. Zapatero lo tiene divinizado (y hasta ha levantado un monumento en su honor), y por lo tanto actúa como Largo Caballero siempre que puede (nunca hemos visto más banderas republicanas en la calle, lo que es ilegal) Tal vez querría asesinar sacerdotes por los bosques del Pardo,pero por ahora se contenta con avasallar a la mitad de la población española
Soy ateo, pero daría mi vida porque los católicos practiquen libremente,
ZAPATERO HA aplastado ESA LIBERTAD ENTRE OTRAS muchas,
Zapatero, que ha reconocido en un foro internacional su propósito de mentir para maquillar el drama del paro. ES TAN MANIPULADOR Y ATOLONDRADO COMO LARGO CABALLERO.

la guerra civil la hizo el mediocre y tontaina Franco,
pero fue LARGO CABALLERO quien la provocó

PUBLICAR EN BARCELONA, PARADOJA INSULTANTE


EDITAR LIBROS EN ESPAÑOL EN BARCELONA ES UNA PARADOJA INDIGNA.

EN BARCELONA SE PROHÍBE EL ESPAÑOL

En Barcelona, se persigue el uso culto del idioma.

LOS SUPUESTOS FILÓLOGOS QUE CORRIGEN LOS TEXTOS EN BARCELONA, LO HACEN CADA VEZ PEOR, PORQUE SI NO SE USA UN IDIOMA HABITUALMENTE, NO SE LO CONOCE DE MANERA INTUITIVA COMO PARA DOMINAS LA SINTAXIS DE MODO NATURAL.

Actualmente, se cometen enormes burradas por parte de los correctores barceloneses. USO PLEONÁSMICO DE EXCESIVAS PREPOSICIONES, falseamiento intolerable de la historia, uso deliberadamente insultante de los gentilicios españoles, incultura al abordar la historia antigua (p.ej, obviando que Tarragona fue la capital de la España citerior), poniendo Iberia (que es un nombre muy dudoso) en lugar de España, etc. etc.

Hasta los portugueses dicen "Península hispánica), porque Iberia fue un efímero invento griego, referido a tierras lejanas y ricas, y por ello hay otra Iberia junto al mar Negro.

HAY QUE REALIZAR UN LLAMAMIENTO A LOS ESCRITORES PARA QUE DEJEN DE PUBLICAR EN BARCELONA.
Saldrán ganando mucho dinero con el cambio, porque si miran sus contratos verán que sus edidtoriales barcelonesas les estafan.

BARCELONA,PELIGRO DE MUERTE PARA ESCRITORES


En Barcelona, las editoriales no se sienten (en general)comprometidas por los contratos con los escritores españoles. Consideran que estos escriben gratis por la vanidad de publicar, de modo que ninguna editorial catalana cree que un español pueda enriquecerse con un Harry Potter y Un código.

NADIE PODRÍA ESCRIBIR UN LIBRO DE TALES CARACTERÍSTICAS
TRABAJANDO COMO PRETENDEN LAS EDITORIALES BARCELONESAS; escribiendo pocas horas, de noches, después de la jornada laboral en otra cosa.

LO MÁS EXPRESIVO ES QUE HASTA LOS ESCRITORES ESPAÑOLES MÁS FAMOSOS SE VEN OBLIGADOS A ESCRIBIR ARTÍCULOS PERIODISTICOS, QUE EN MUCHOS CASO ES EL VERDADERO SUSTENTO, PORQUE LOS LOIBROS NO SE LOS PAGAN MÁS QUE EN UNA PEQUEÑA PARTE FRAUDULENTA.

Acabemos con las editoriales de español en Barcelona.
ES UNA PARADOJA INSULTANTE PUBLICAR EN ESPAÑOL EN UN SITIO DONDE SE PERSIGUE EL USO DEL ESPAÑOL

viernes, 5 de noviembre de 2010

ES ABSURDO EDITAR NUESTROS LIBROS DONDE EL ESPAÑOL ESTÁ PERSEGUIDO



EL NEGOCIO EDITORIAL DE BARCELONA FUNCIONA COMO LA MAFIA DE SICILIA.
Hay un capo que determina lo que puedE y no puede hacerse. Existe un libro negro de escritores que son tan buenos, que quieren cobrar por su trabajo. La consigna es editar sólo a jueces, presentadores, periodistas, que viven de otros trabajos y no necesitan los libros más que como vanidad.

OTRA DE LAS CONSIGNAS ES NO PATROCINAR JAMÁS A UN ESCRITOR ESPAÑOL QUE PUDIERA CONVERTIRSE EN UN BEST SELLER INTERNACIONAL. No pagando a los escritores españoles (y evitando así que puedan crear laboriosamente), impiden que crezca la cultura española, que la Generalitat persigue oficialmente.

ERN BARCELONA SE PERSIGUE Y CASTIGA EL USO DEL IDIOMA ESPAÑOL Y ESTÁ PROHIBIDO USARLO DE MANERA CULTA.
POR LO TANTO, EL UNA BARBARIDAD QUE EDITEMOS ALLÍ NUESTROS LIBROS.

URGENCIA DE RESCATAR DE BARCELONA LA INDUSTRIA EDITORIAL ESPAÑOLA



La mayoría de las editoriales barcelonesas hacen trampa para no pagar completos sus derechos de propiedad intelectual a los escritores.
LAS EDITORIALES REGISTRAN GANANCIAS MILLONARIAS QUE SON PRODUCTO DEL ROBO DE DERECHOS DE AUTOR

Además, es de sospechar que haya UN contubernio mafiosos-judicial, para que no salgan de Barcelona los fondos que los escritores ganan.

La Generalitat, tal como se criticó en el MUY INTERESANTE de enero, no atiende reclamaciones contra las empresas establecidas allí, de manera que se puede deducir que ampara la gigantesca estafa colectiva contra los escritores españoles de su industria editorial

Como la ley de propiedad intelectual fue redactada por personas muy vinculadas a los intereses editoriales), los escritores no fueron tenidos en cuenta. Se menciona sus derechos en la ley, pero sin señalar mecanismos justos para cobrarlos en justicia-totalidad y plazos razonables. La ley de propiedad intelectual condena a la mayoría de escritores españoles a la ,misera, porque nadie puede sobrevivir trabajandor años en una obra para que le paguen sólo 6 o 7000 euros por ella.
De manera que la editorial que estafa -ESTAFA-ESTAFA- a un escritor, si va a juicio sale de rositas (por la lenidad de la ley), porque el juez considera que hay una RELACIÓN LABORAL (en vez de un incumplimiento de contrato) y celebra una juicio de faltas. donde la editorial apenas sería obligada a pagar una multa y no lo que roba a los escritores.


POR OTRO LADO, LOS CORRECTORES EN CATALUÑA NO CORRIGEN SINO QUE ESTROPEAN LOS TEXTOS.

CON LA PARADOJA DE QUE SE EDITEN LOS LIBROS EN ESPAÑOL EN UN LUGAR DONDE ESTÁ PROHIBIDO HABLAR ESPAñOL DE MODO CULTO, actualmente los correctores en Barcelona (por muy licenciados y filólogos que sean) cometen incontables errores que estropean los libros. Además, manipulan los textos de modo intolerable y mentiroso. No hubo en la Edad Media ningún ESTADO llamado Cataluña, pero los traductores-correctores de Barcelona ponen "Cataluña" siempre que encuentran "Reino de Aragón" en los textos que traducen.

Es urgente dejar de publicar en Barcelona.
ES MUY URGENTE.
DE SALIR DE BARCELONA DEPENDE QUE NUESTROS LIBROS TENGAN RESONANCIA EN EL MUNDO
ES INDISPENSABLE QUE NINGÚN ESCRITOR ESPAÑOL VAYA MÁS A BARCELONA

EL CENTRO LITERARIO DE LENGUA ESPAÑOLA IDEAL SERÍA ALCALÁ DE HENARES

miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿A este PSOE se parece España?

El querubín afirmó en cierta ocasión que el PSOE es el partido que más se parece a España. ¿Tan incapaces y torpes somos los españoles? ¿Tan zarrapastrosos somos? ¿Tan truculentos? ¿Tan golpistas, totalitgarios y enemigos de la democracia para todos?
Con sus torpezas legales, el PSOE ha alentado las ilegalidades. La justicia, que el hortera coloradillo quiere domesticar supeditándose a él mismo, pero que deja a pederastas en la calle para que asesinen niñitas. El PSOE ha alentado las escuelas del odio separatista. El PSOE se alía con BNG, IRC y toda facción que propugne la fragmentación del estado. ¿Por qué? ¿Para justificar el adjetivo de “partido federal”? El PSOE ha conseguido que se fume más que nunca en los bares de España, mandando poner carteles de “En este local SE PUEDE FUMAR” Antes, la gente viciosa se contenía un poco y no le echaba el humo a la boca del vecino de barra que desayuna. Ahora, los bares son como cabarets sin extractores de humo. La torpe y tibia ley de Elena Salgado ha fomentado que tengamos los bares más contaminados del mundo.
Ahora se le pide “confía en mí” a un padre a quien las torpezas incalificables le ha dejado sin su hija. “Confía en mí” ¿Para qué? ¿Para que cuando Andalucía se haya convertido, institucionalmente, en la colonia económica catalana que ya es, la Generalidad evite que haya asesinos de niñas en la calle?
El hortera coloradillo no para de luchar contra la honradez de los jueces y la independencia de la justicia.
¿Esta es la España parecida a ellos que el PSOE quiere?

domingo, 31 de octubre de 2010

EN MÁLAGA,.HA COMENZADO LA CAMPAÑA ELECTORAL DEL PSOE


Es probable que pocos de ustedes sepan que Málaga lleva 32 años siendo víctima de marginación presupuestaria e insultante postergación inmstitucional, por parte del hostil gobierno de la junta de los sevillanos.
Para aque se hagan una idea, una especie de sátrapa que los malagueños aguantan como autoridad portuaria, ha levantado una especie de campo de concentración (gravemente peligroso)en el recinto portuario, cuando se anunciaba la apertura del puerto a la ciudad, como se ha hecho, por ejemplo, en Barcelona y Alicante. Pero en lugar de derribar murallas, ha levantado murallas nuevas, de manera que un sector destinado a convertirse teóricamente en una zona de ocio multitudinaria, ha sido encerrado entre dos barreras infranqueables; las menor agitación, producirá muertos.
La junta de los sevillanos lleva tantos años colocando a los malagueños como los peor dotados de las ocho provincias, que ya no le es posible ofrecer realizaciones en lass campañas electorales en vez de ello, suele vender mentiras clamorosas en Málaga; hay una autopista que la anuncian infaliblemente antes de todas las elecciones; ahora, se han inventado un parque que tampoco harán nunca, pero ya han publicado los periódicos sus notas de prensa.

LA AUTONOMÍA ESTÁ DESTINADA A ROMPERSE. Almería nunca la ha querido y Málaga la rechaza masivamente, según puede comprobarse en las cartas de los lectores de periódicos
Por lo tanto, nuestra generación verá renacer por el Sur los Reinos de Taifas.

miércoles, 27 de octubre de 2010

CUANDO EL TORPE SE EMPECINA, PARECE TESONERO, PERO...

sólo es la afirmación de su torpeza y de la soberbia que le incapacita para reconocer el daño que está produciendo.

martes, 28 de septiembre de 2010

ANTICIPO DE LA NUEVA NOVELA QUE VOY A PUBLICAR MUY PRONTO

ANTICIPO DE LA NUEVA NOVELA QUE PRÓXIMAMENTE VAN A EDITARME.

Próximamente, una importante editorial va a publicar mi novela CIEGO,lo más impactante que he escrito nunca.


Les ofrezco un adelanto.

CIEGO
Primera parte

El día que Carlos Alfaro decidió quedarse ciego, dio por resuelta la duda.
Había titubeado hasta la agonía durante cinco meses. Temía tanto no hacer nada como decidirse de una vez. Si no actuaba, los obstáculos que lo cercaban llegarían a ser insuperables y el miedo anularía para siempre su capacidad de rebelión; también le aterrorizaba actuar, pero al menos conseguiría sentirse poderoso. Si lo hacía por fin, si llegaba a ejercitar la única facultad que dominaba todavía, podría mirar de nuevo dentro de sí con el orgullo recuperado, porque volvería a considerarse plenamente hombre aunque hubiera inutilizado el más importante de sus sentidos.
Tenía delante uno de los paisajes urbanos más hermosos que conocía, el que se abría en Madrid al bajar la suave cuesta de la calle de Alcalá descendente hacia la Cibeles, donde, enmarcada entre las siluetas del Banco Central y el Banco de España, resplandecía la plaza con el edificio de Correos y el Palacio de Linares, panorámica que remataba al fondo la Puerta de Alcalá embrujada por el contraluz del sol a esa hora de la mañana.
Forzado por sus errores, por su fracaso y por la imposibilidad de seguir adelante, iba a negarse a sí mismo todo ese esplendor dentro de muy poco, en cuanto encontrase los medios. Sintió un mareo, como si las entrañas pretendieran fugarse de su cuerpo. No se trataba de pánico por la decisión que había tomado; el mareo, una especie de colapso de todas sus facultades, un cortocircuito de cuanto podía su mente crear, era por algo tan prosaico como el hambre de cinco días. Tuvo que apoyarse en el tronco de un árbol. No sabía si había cerrado los ojos o si ya se había producido espontáneamente la ceguera a causa del ayuno, pero sí advertía que más allá de sus pupilas sólo había oscuridad, una bruma densa teñida de púrpura. Le tomó largos minutos recuperarse. Tras pasar como un torbellino por esa bruma púrpura casi treinta años de risas y lágrimas, las piernas volvían a sostenerlo y de nuevo había claridad más allá de sus párpados. Al abrir los ojos, lo primero que vio fue la palabra "Brasil", impresa en un cartel de propaganda de una modesta agencia de viajes, que estaba sujeto con cinta plástica al tronco del árbol. Como le pareció un sarcasmo, sonrió con amargura.

La salida de España treinta años antes, había sido impremeditada. A punto de aprobar el primer curso de arquitectura, las algaradas estudiantiles de mayo de 1968 lo pillaron en el meollo de una manifestación que iba a terminar en Moncloa, pero que acabó en la propia Ciudad Universitaria, con numerosos heridos entre estudiantes y policías, muchos detenidos y un Carlos Alfaro fugitivo.
Carecía de convicciones políticas, pero se le atragantaban las cortapisas de su libertad de expresarse. Desconocía otro estilo de vida, pertenecía a una generación nacida bajo la dictadura carente de nociones de la vida en libertad, acostumbrada a obedecer sin rechistar, a encontrar natural la arbitrariedad de los designios del poder. Su rebeldía no la inspiraba una familia disidente ni una elaboración intelectual; era la intuición la que le sugería que tenía derecho a opinar y discrepar, conforme iban creciendo sus conocimientos y se volvía más permanente su desagrado por la pasividad que observaba alrededor.
Acudió a la manifestación asombrado de su osadía, con el ánimo de quien acude a una gira campestre. Los corros en los pasillos se formaron sin que nadie los convocase, y tenían aire de fiesta, como si los estudiantes acabaran de aprobar un examen y quisieran celebrarlo. Salieron al campus con la misma actitud con que festejaban el paso del ecuador, con las mismas caricaturas y humoradas escritas a mano en cajas de embalar desplegadas, con los mismos lemas resueltos en pareados y estribillos chistosos. Empujado por el entusiasmo de sus compañeros de facultad, su estatura descollante y su voz atronadora mientras coreaba las consignas le atrajeron la atención de Amancio Prados, que lideraba la protesta, y se encontró en la cabecera cuando el grupo alcanzó el punto donde la policía había formado la barrera.
-Aguanta, Carlos -le aconsejó Prados, que nunca hasta entonces le había dirigido la palabra a causa de su juventud, desentonante con la edad media del curso-. Los grises no van a atacarnos. Hay entre nosotros demasiados niños bien.
"Niño bien", hijo de padres acomodados y afectos al régimen franquista, cosa que Carlos no era. Primogénito de una familia que sobrevivía con apuros, había conseguido ingresar en la universidad gracias a una beca ganada de manera arrolladora, tras un bachillerato plagado de sobresalientes y en el que había llegado a aprobar dos cursos en uno. Se la otorgaron poco después de cumplir diecisiete años, caso que destacó el periódico albaceteño en una nota pequeña. Ahora, a veinte pasos de la formación policial, sabía que arriesgaba el porvenir, porque perdería la beca si su participación en los desórdenes llegaba a oídos del decano.
Vio en los ojos de un policía joven que la línea de uniformados iba a cargar contra los estudiantes. Ignoraba por qué fueron aquellos ojos los que atrajeron su atención, tal vez había en ellos un brillo de odio un poco más intenso que en los demás. Su mirada, esa mirada que treinta años más tarde se dispondría a velar para siempre, entabló un diálogo inconsciente con la del joven policía antes de verlo arremeter contra él blandiendo el fusil.
-Sal echando leches -oyó que le gritaba Amancio Prados.
Pero estaba paralizado por la mirada. El policía le había elegido a él como objetivo, sin duda. Iba a recibir en el rostro un golpe con la culata del arma, un golpe que lo derrumbaría en el suelo y al que seguirían muchos otros. No había peleado nunca con sus compañeros de juegos infantiles, carecía de experiencia para la lucha cuerpo a cuerpo. El instinto de supervivencia le permitió eludir la primera embestida. El joven policía trató de machacarle la cara con la culata y, perdido el equilibro por la finta de Carlos, estuvo a punto de caer al suelo. Ahora, el furor impreso en su rostro era mucho mayor. Se lanzó contra Carlos con expresión enajenada y el fusil dispuesto para chocar contra su vientre. Carlos encontró la agilidad necesaria para eludir otra vez la acometida y aprovechó el desconcierto y la nueva pérdida de equilibrio del policía para arrebatarle el fusil. Durante unos segundos que parecieron horas, Carlos Alfaro se preguntó qué hacer a continuación.
Un arma en sus manos, cuyo peso era inmenso. Nada en el transcurso de sus casi dieciocho años le dotaba de referentes para el uso de un arma. La modesta economía de su padre no era el marco apropiado para desarrollar la afición por la caza y, por lo tanto, nunca había tenido cerca una escopeta ni nada semejante. Jamás había cogido un fusil, ignoraba cómo funcionaba, ni siquiera tenía una idea aproximada de su potencia letal. Sintió pavor. Todo se desarrollaba como en una película a cámara lenta. La fiesta había pasado de la comedia al drama, los estudiantes corrían entre gritos ensordecedores, los policías gritaban también. Había cuerpos caídos en el pavimento, muchos estudiantes y algún uniformado. Sonaban disparos que sobresalían del estruendo de las voces. Más allá del policía, Carlos vio la sangre que brotaba del hombro izquierdo de Amancio Prados, caído en el suelo y retorciéndose de dolor mientras su voz y su mirada como un alarido le pedían a él, expresamente a él, que lo sustituyese en el liderazgo, que se convirtiera en adalid de los estudiantes desarmados contra la sinrazón de un grupo armado dispuesto a masacrarlos. El alud de odio que lo envolvía forzó la voluntad de sus manos, fue el odio que densificaba el aire lo que movió hasta la horizontal el fusil en el momento que el policía casi tan joven como él se lanzaba a recuperarlo. En estado de trance, sintió que el cañón detenía la embestida y la detonación reventaba la tela del uniforme, se hundía en la carne y abría otra fuente roja, más roja que el hombro ensangrentado de Amancio Prados, que le gritó desde el suelo:
-Vete, Carlos. Lo has matado, te van a linchar. ¡Huye!
Como si el acero estuviera al rojo vivo, tiró el fusil y abandonó a trompicones el pequeño parque, deambuló por la calle Princesa y la Gran Vía aplanado por el terror, recorrió varias veces la calle Mayor con un vendaval en la cabeza, jadeó cuesta abajo en Lavapiés como si subiera las cumbres de Sierra Nevada y cuando, muchas horas más tarde, reunió ánimos para volver a la pensión, entró subrepticiamente y se encerró en el dormitorio intentando librarse de la parálisis del pensamiento, absorto en el momento, sin duda inminente, en que sería encerrado en la cárcel acusado de asesinato.
El periódico de la mañana siguiente no mencionaba la muerte del policía. Dedicaba unas líneas a los "desórdenes organizados por el comunismo internacional" sin referirse en concreto a los del día anterior, pero la llegada de los dos inspectores que acudieron temprano a interrogar a los alumnos le convenció de que el policía había muerto y era sólo cuestión de horas que lo identificaran. Aconsejado por los compañeros, escapó de la facultad; tomó el tren para Albacete, le contó a su padre lo ocurrido y éste fue al banco, extrajo todos los ahorros que tenía en la libreta y esa noche volvió con él en taxi a Madrid. Su padre le dijo en el aeropuerto:
-Tienes un primo en Brasil -le entregó un papel con la dirección escrita-. Él te ayudará hasta que sepamos qué hacer.
Para abandonar España inmediatamente, sin dar tiempo a que comunicasen su nombre a los funcionarios de fronteras, no esperó el vuelo directo a Río de Janeiro que salía horas más tarde. Tomó uno que lo llevó a Bogotá, donde consiguió enlazar con otro que, en vez de a Río de Janeiro, se dirigía a Sao Paulo.


Se trataba del vuelo Los Ángeles-Ciudad de México-Bogotá-São Paulo de la compañía brasileña VARIG. Aturdido por el giro imprevisto de su vida y ansioso de evasión, Carlos se asombró de lo fácilmente que comprendía el portugués que hablaba la azafata, lleno de palabras españolas, y lo comentó con el hombre que viajaba a su lado, que le aclaró:
-Te parecen palabras españolas, pero todo lo ha dicho en portugués.
-¿Está seguro?
-Sí. Tengo elementos de juicio de sobra. Soy profesor de español en la universidad paulista.
-Pero... entonces, el portugués es casi igual. Sólo varía el acento.
-Casi. El acento brasileño es más fácil para un español que el de Portugal. Nosotros estamos rodeados de países que hablan español y hasta tenemos que dar en la universidad muchas clases con libros en español, porque la industria editorial en portugués no es muy fuerte. La influencia de tu idioma es muy intensa en mi país; toda la gente culta se maneja bien en español y nuestros cantantes graban con frecuencia canciones mexicanas, españolas o argentinas. De todos modos, las raíces del español y el portugués son casi las mismas; son idiomas mucho más semejantes entre sí que otras lenguas latinas, como el italiano o el francés.
-Eso es evidente -concordó Carlos-. Nunca había comprendido con tanta facilidad a gente que utilizara un idioma extranjero.
-Hablas un español muy bueno, y no sólo en comparación con los latinoamericanos. Sé de lo que hablo porque he estado tres veces en España. Me llamo Milton, ¿y tú?
-Carlos.
-¿A qué vas al Brasil, Carlos?
Éste examinó a su vecino de asiento. Tenía unos treinta y cinco años y aspecto distinguido. Su condición de profesor de español y las visitas a España eran datos para sospechar que simpatizaba con el régimen franquista. Todavía arrebatado por el estupor y el horror, creyó peligroso hacerle confidencias.
-A buscar trabajo -respondió.
-¿Tan joven?
-Mi familia tiene dificultades. Y, además, me atrae la aventura.
-Tú no tienes aspecto de aventurero ni de emigrante. Los españoles que viven en el Brasil son en su mayoría personas con menor dotación cultural que tú. Estoy seguro de que no te sería difícil abrirte camino en tu país.
-Es que... -Carlos se sentía cercado y tardó en responder, mientras forzaba la imaginación-, me he metido en un lío. Una chica dice que la he dejado embarazada, pero estoy seguro de que no fui yo. Ni siquiera lo hice con ella.
Milton sonrió.
-Eso sí tiene sentido. ¿Qué clase de trabajo crees que podrías hacer en el Brasil?
-No lo tengo claro. Estudio arquitectura.
-Entonces, sabrás dibujar y ese talento puede ser tu salida. Dibujar es una de las pocas cosas que se pueden hacer sin dominar la lengua del país donde trabajes. Yo asesoro a una empresa de publicidad muy importante de Sao Paulo, adaptando al español las campañas para países hispanos. Puedo hablarles de ti.
-Muchas gracias -dijo Carlos, animado por la posibilidad de no tener que pedir ayuda a su primo, y valerse por sí mismo.
-Pero te conviene conocer algunos trucos para aprender a desenvolverte en portugués cuanto antes. La sintaxis es prácticamente igual que la española, los verbos son casi los mismos y sólo difieren algunos tiempos. Casi todo el vocabulario es idéntico, con un porcentaje de excepciones que no llega al veinte por ciento. Para reconocer las palabras, fíjate en los matices o en algunas diferencias mínimas. Con frecuencia, la hache española se convierte en una efe en el portugués, la jota pasa a ser una elle, que se representa con lh, la eñe, tan española, se representa en portugués con nh, y muchas palabras que en español acaban en "ción", acaban en portugués con la sílaba "ção". que se pronuncia "saon" con la ene muy nasalizada.
Milton mantuvo durante el resto del viaje un tono igual de didáctico, con destellos de amabilidad que desconcertaban a Carlos, porque los únicos profesores de universidad que conocía eran los de la facultad de arquitectura, distantes y arrogantes, ante quienes se había sentido intimidado durante todo el curso. Contrariamente, el profesor sentado a su lado hacía que se sintiera cómodo y valorado, a pesar del recelo y el terror que le agarrotaba el aliento. Cuando llegaron a São Paulo, el brasileño se tomó la molestia de acompañarlo a buscar hospedaje.
-La rúa Aurora es la calle de las prostitutas -le advirtió-. Por eso, es más fácil que alguien te alquile una habitación barata, porque también aquí hay vecinos que no quieren tratos con ese mundo y tienen dificultades para alquilar a la gente decente.
La despedida de Milton produjo alivio a Carlos; acababa de solucionarle el problema del alojamiento y tal vez iba a proporcionarle el empleo para pagarlo, pero su amabilidad le desconcertaba. En cuanto se instaló en un cuarto modestamente amueblado pero muy grande, escribió una carta al primo Manuel; tenía que cubrirse las espaldas para el caso de que la desconfianza hacia Milton estuviese justificada y debiera recurrir a su pariente. Le costó dormir. Aparte del recuerdo del cráter rojo en el vientre del policía, nadie le había hablado de los trastornos físicos que causan los cambios horarios al atravesar el Atlántico, y achacó el insomnio a las trifulcas que las prostitutas organizaban en la calle. Cuando la dueña de la pensión le avisó de que lo llamaban por teléfono, notó por la luz, antes de mirar el reloj, que había dormitado hasta media mañana.
-¿Carlos? Soy Milton. He hablado ya con la empresa de publicidad. Puedes ir esta tarde a visitarlos. Anota la dirección. Una advertencia: no digas que sabes dibujar un poco, sino que sabes dibujar, y punto. En el Brasil se valora mucho la osadía y no nos gusta la gente que parece poco segura de sí.
-Muchas gracias, Milton. No sé qué decir...
-No tiene importancia. Eres demasiado joven; en el avión, te noté desorientado y creo que puedes correr ciertos riesgos en mi país si no organizas en seguida tu vida. Aunque de momento no te conviene tratar con españoles, porque te será más fácil aprender el portugués si te fuerzas a hablarlo a todas horas, tengo dos buenos amigos en el Centro Republicano Español que te agradará conocer. Te los voy a presentar, pero eso será más adelante.
En el avión, había temido que Milton fuese simpatizante de Franco y que ello lo pusiera en peligro. Había matado a un policía franquista, lo que le obligaba a mantenerse en guardia. Ahora, el brasileño le hablaba de algo igual de temible. Imaginaba un "centro republicano español" como un lugar lleno de conspiradores al margen de la ley. Decidió que no lo visitaría cuando Milton se lo propusiera.
Pasó unos días desorientado. Sus sentidos se negaban a asimilar que habían sido transplantados de repente a otro continente, a otro hemisferio; salía temprano con el deseo de desayunar porras madrileñas antes de comprender que estaban fuera de su alcance; echaba de menos la comodidad y la rapidez del metro cuando sudaba en un autobús empantanado en el delirante tráfico paulista; se le saltaban las lágrimas ante un pequeño estanque del parque de Ibirapuera cuando todo su cuerpo le apremiaba a asomarse al lago de El Retiro. Estaba comenzando a dominarle la añoranza de sus raíces que llegaría a ser lacerante durante su permanencia en Brasil, pero todavía no sabía que ese dolor era nostalgia; creía que se trataba de simple desconcierto sumado al horror de haber asesinado, para lo que encontró provisional alivio con el dibujo, porque una semana más tarde comenzó a trabajar en el estudio de arte de la compañía de publicidad, asombrado por el reconocimiento de su habilidad artística, por el respeto con que lo trataban y, sobre todo, por el sueldo. No comprendía que le pagasen por hacer algo con lo que disfrutaba tanto. El empeño de contactar con el primo Manuel dejó de ser cuestión de supervivencia para convertirse en un simple deseo de satisfacer la curiosidad de conocerlo. Pero no respondía sus cartas; aunque le escribió cada dos meses, nunca recibió contestación, mientras crecía la necesidad de reencontrar, a través de su pariente, las raíces y claves que se le vedaban.






1-2
Madrid era un laberinto inextricable. El antiguo casticismo de zarzuela había dado paso a una extraña amalgama multicultural, donde lo hispanoamericano destacaba de modo notorio. Las cavas estaban animadas en su mayoría por cantantes mediocres de Hispanoamérica, que eran indebidamente festejados por sus interpretaciones de “Alfonsina y el mar” o “Baja la barrera”. Casi nadie se daba cuenta de que aplaudían, en realidad, el encuentro con modos distintos de entender las libertades políticas, donde la escasez de facultades cantoras no era tomada en consideración.
Cada vez que entraba en una de tales cavas, alerta al menor síntoma de que los camareros se dispusieran a expulsarle, Carlos Alfaro se preguntaba por qué no cantaban las maravillosas canciones brasileñas escritas por Dolores Durán., como “La noche de mi amor”. Cuando las preguntas se convertían en enigmas insolubles, solía sentir el impulso de alejarse hacia la Casa de Campo.
Las del Edificio España y la Torre de Madrid eran siluetas sólo presentida por algunas de sus ventanas iluminadas y el resto del horizonte de Madrid vivía en un lugar impreciso entre el cielo y la tierra. Se recostó sobre la hierba sintiendo un vertiginoso dolor de cabeza, cuando notó que se acercaba alguien.
Vio desde abajo a un hombre extremadamente delgado que andaba muy, muy lentamente pero sin titubeos, como si conociera a la perfección su rumbo y su meta. No había más que piel en sus mejillas hundidas, convertidas en simas bajo el acusado relieve de los pómulos; sobre éstos, los ojos, sin fuego ni hielo, miraban más allá de la materia, hacia una dimensión donde no existía ninguna clase de emociones, ni dolor ni amor, ni pasiones ni desengaños, ni ambición ni hostilidad. Estaba bien vestido, una camisa sin remiendos y recién planchada, un pantalón de doble pinza confeccionado con tejido fresco y suelto, y lustrosos zapatos bicolor de rejilla sin calcetines. Las mangas cortas descubrían unos brazos muy fibrosos, en los que se dibujaban todas las venas con nitidez. Carecía de edad.
-La mente es poderosa -dijo.
-Más de lo que generalmente se cree -respondió Carlos.
-Este paisaje es mejor alimento que un bocadillo de jamón; nutre todo lo que merece ser nutrido. No es necesario comer mucho si uno contempla vistas como ésta.
¿Ese hombre tan extraño era capaz de escudriñar en sus inquietudes, como Asdrúbal, aquel “pãe de santo” de Río de Janeiro, o hablaba de sus propias experiencias? Nada en el tipo, una especie inquietante de espectro, sugería otra cosa que una serenidad extraordinaria, como si hubiera conseguido la paz interior que muy pocos lograban y disfrutase un estadio donde el espíritu, y no la carne, fuera la única realidad tangible.
-Me llamo Santiago, ¿y tú?
-Carlos.
-Todos tendrían que practicar tai-chi, Carlos. Tú lo necesitas, sobra ardor en tus ojos y te falta paz. Desecha el coraje en tus determinaciones, prueba a no herirte con tu afán; elige vivir sin miedo. Nadie debería arrastrarse como las serpientes ni escapar como las ardillas; el vuelo majestuoso del gavilán es lo que tendrían que imitar todos, pero la inmensa mayoría de los humanos consideran una locura planear libres, sin cadenas ni sobresaltos.
La voz fluía sin altibajos ni estridencias, aterciopelada y suave como el rumor del agua en un remanso.
-¿Cuál es tu desgracia? -la pregunta fue formulada con un deje de simpatía solidaria.
Sin comprender lo que había abierto la espita, Carlos se encontró relatando un resumen de su vida y los detalles de los últimos cinco meses:
-Creía que encontraría trabajo en Madrid en seguida, porque fui hace tiempo un creativo de publicidad muy bueno, pero las circunstancias presentes desahucian a los hombres a los treinta y cinco años. Sea cual sea la persona, tenga el nivel profesional que tenga, aunque su talento sea excepcional, nos está vedado conseguir un empleo después de los treinta y cinco años. Cuando me convencí de que esa edad es el límite que nuestra sociedad le pone a la vida útil, como tengo cuarenta y ocho años y he pagado a la Seguridad Social lo suficiente como para financiar un negocio que me permitiría vivir bien el resto de mi vida, fui a pedir el subsidio de paro y la respuesta de esa institución fue tratarme como un delincuente que quisiera atracarles a mano armada, porque sólo coticé como trabajador autónomo, nunca por cuenta ajena... ¡Ser autónomo y tener iniciativa es un pecado imperdonable bajo el punto de vista de la Seguridad Social! He cometido también el pecado de no llevar residiendo en Madrid un año completo, y por ello no tengo derecho tampoco a una ayuda que la Comunidad da a los indigentes. Luego, me enteré de que Cáritas podía ayudarme a montar un negocio modesto; fui a solicitar su auxilio y dos santísimos varones, que me exigieron seis veces un striptease integral del alma, me han ayudado a subsistir con una limosna mensual, pero me han empujado a correr sin aliento por todo Madrid en busca de certificados y compromisos que todo el mundo se resiste a firmar y me han hecho perder cuatro meses, obligándome a gastos que no me puedo permitir en viajes, fotocopias y teléfono, y resulta que soy demasiado bueno para el nivel que Cáritas exige a quienes ayuda. Me han obligado a cambiar el proyecto en cuatro ocasiones, porque el sentido que ellos tienen de los plazos para ejercer la caridad daba pie a que perdiera cada uno de los locales en que basaba mi proyecto; y cada una de las veces, esos santos y desconfiados varones me han amputado dolorosamente partes esenciales de mi dignidad, sometiéndome suave y beatíficamente a vejaciones de las que nadie podría resurgir con la cabeza alta. Hace tiempo que no tengo salida y no quiero morir; me niego a morir hasta que no dé un abrazo que hierve en mi pecho. Ahora, no se me ocurre otra cosa que quedarme ciego para que me ayude la ONCE.
-Es muy buena idea.
-Sí, estoy seguro de que lo es.
-Entonces, ¿cuál es tu problema, por qué hay tanta angustia en tus ojos?
-No encuentro el medio de quedarme ciego sin sufrir otros daños que pudieran incapacitarme más todavía. Estoy convencido de que tiene que existir algún medicamento que, a determinadas dosis, cause la ceguera, pero he ido a la consulta médica a ver si lo averiguaba y no he conseguido que me lo digan.
-¡Pero si es la mar de sencillo, Carlos! Finge que has sido visitador médico, localiza los laboratorios que no estén de vacaciones en julio y ve a decirles que quieres trabajar como visitador. Como es natural, no van a considerar siquiera la posibilidad de emplearte a ti, que eres un anciano acabado y decrépito según los esquemas de ahora, pero aceptarán darte todos los folletos y documentos que les pidas, para que los dejes tranquilos, porque esa clase de gente es capaz de regalar a su madre para no verse comprometidos con nada ni tener que hacer el esfuerzo de decir que no. Siempre te despedirán dándote un montón de papeles, y en los folletos destinados a los médicos que los laboratorios imprimen relacionan con mucha precisión los efectos secundarios de las medicinas.
Había caído la noche. Disipada la calima, ahora el cielo estrellado, fulgurante por la lejanía de la iluminación pública, era un manto de esperanza extendido sobre el nuevo optimismo. Amaba a la calavera que acababa de abrirle el futuro; le dio un apretón de manos fuerte y prolongado, y se despidió con la promesa de encontrarse con él bajo el mismo árbol la tarde siguiente, pero Santiago murmuró una frase a la que Carlos, arrebatado por el gozo de la alegría renaciente, no prestó atención:
-Nunca me hallará dos veces la misma persona en el mismo punto del espacio.
Tener un proyecto concreto que llevar a cabo por la mañana, le impediría dormir. Revisó la extensa biblioteca de Jon Goico, pasando los dedos por los lomos que tenían escritos los nombres de todos los mitos del cine, y eligió la biografía de Andy Warhol porque estaba seguro de que debía de ser todo lo delirante y divertida que necesitaba su ánimo. Cuando se recostó en la cama, al apoyar el codo en la almohada y la mano en su mentón, adoptando una postura que le permitiera leer con comodidad, la rasposa barba le recordó que llevaba varios días sin afeitarse. Tenía algo más urgente que hacer que leer; debía reconstruir su dignidad aparente. Era necesario recortarse el pelo, afeitarse y bañarse a fondo por la mañana, pero para ello tenía que salir de nuevo ahora, llamar desde el teléfono de la plaza, porque el teléfono público era mucho más barato que el móvil, y darse una caminata de ida y vuelta si Jon le respondía que sí. Cuando regresara, tenía que trasquilar el deshilachado de los pantalones y la camisa, zurcirlos, y recoser los rotos de los zapatos.